13 de mayo de 2013 / 02:10 p.m.

 

Las autoridades chinas confirmaron hoy que han detectado el virus de la gripe aviar H5N1 en un mercado de aves vivas en la región del Tíbet, al oeste de China, si bien por el momento no se ha registrado ninguna persona afectada.

Según confirmó en un comunicado el Ministerio de Agricultura del país, 35 pollos de una granja de la prefectura central de Nyingchi murieron la semana pasada tras mostrar los síntomas de esta cepa, recoge la agencia oficial Xinhua.

Tras realizar las pruebas correspondientes, las autoridades confirmaron que las aves habían contraído el mortífero virus H5N1.

Las autoridades locales han esterilizado la zona y sacrificado a un total de 372 pollos de cara a prevenir la propagación de la gripe aviaria.

Desde 2003 y con el último caso registrado a principios de este año, en China fallecieron por este virus un total de 23 personas.

No obstante, este año el país asiático sufre una nueva cepa del virus de la gripe aviaria, el H7N9, por el que de momento han fallecido 32 en todo el país de un total de 129 contagiados.

La última muerte se registró el jueves día 9 de mayo en la provincia central de Henan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) rechaza que este nuevo virus se transmita entre humanos, aunque sí por el contacto directo entre éstos y aves vivas.

Hasta el momento, la mayoría de los casos de los afectados por el virus se han localizado en el este de China, mientras que 42 personas ya se han recuperado.

EFE