4 de marzo de 2015 / 02:09 a.m.

Monterrey.- Cero y van 4...

A un día que los diputados del PRI abandonaron el recinto porque hablarían de actos de corrupción, ahora fueron los del PAN que "espantados" porque pretendían abrir la discusión sobre los matrimonios del mismo sexo en Nuevo León, "reventaron" por cuarta ocasión la sesión, -en un hilo de cinco-, que al abandonar el recinto legislativo se debió cancelar.

En una situación que parece costumbre las sesiones canceladas, suspendidas o "reventadas" por falta de quórum y asistencia de los diputados, se está haciendo evidente.

Aun con rezago legislativo y más de mil expedientes y cuentas públicas sin resolver, ahora los diputados del PAN, a través de Alfredo Rodríguez, pidieron que se terminara la sesión hasta que concluyeran todos los asuntos, pero el priista Daniel Torres propuso que continuara hasta que se terminara el punto del orador.

Ese orador se trataba del diputado del PT, Guadalupe Rodríguez, que quedó a la mitad de su punto de acuerdo para proponer al Congreso discutir y debatir el tema de los matrimonios del mismo sexo.

Sin embargo, los diputados panistas abandonaron el recinto, que con el permiso de la presidenta María Dolores Leal Cantú habían continuado la sesión, pero con la observación del diputado Luis David Ortiz Salinas, de que se estaba violentando el procedimiento por no haber quórum de asistencia, finalmente la diputada del Nueva Alianza interrumpió y dio por terminada la sesión.

"Era el tema de los matrimonios entre el mismo sexo, el contenido del tema que íbamos a tratar como referente era la situación en Coahuila y en el DF, algunos juicios que ahora están ventilándose ante la Suprema Corte y aquí en el mismo estado, en Nuevo León.

"Elementos tales como un porcentaje alto que ha contraído un tipo de relación homoparental en Coahuila son nuevoleoneses, y en general se trata de posicionar el tema en la agenda, exhortar al Congreso para que abordáramos la discusión del tema.

"Hay mucha gente de la vela perpetua y de la rodilla sangrante, por eso corrimos el documento y tener la cortesía (con los diputados) de qué iba a tratar, pero creo que se espantaron", dijo el legislador del PT.

Por su parte, el diputado Juan José Guajardo, del PRI, afirmó que estaban dispuestos a discutir el tema, incluso lo que el Congreso contestó en los juzgados a través del jurídico para discutir el tema de los matrimonios del mismo sexo.

"Es un tema de derechos humanos, jurídico, que se está viendo contaminado por cuestiones personales; (...) es un tema que no le quieren entrar, insisto, las creencias personales deben quedar a un lado...

"De hecho, yo estoy en desacuerdo de las respuestas que dio el jurídico del Congreso a través de los amparos porque no es un posicionamiento institucional, es un posicionamiento de una dirección del Congreso que la presidenta tuvo que firmar, porque es su obligación, pero es un tema de derechos humanos que se les debe respetar y reconocer", indicó el priista.

El pasado 23 de febrero, los diputados del PAN 'reventaron' la sesión y abandonaron el recinto al considerar una payasada que sus homólogos del PRI plantearan un reconocimiento por la labor realizada por Adrián de la Garza Santos, al frente de la Procuraduría de Justicia.

Al día siguiente, el escenario se repitió por parte de los legisladores del PRI quienes abandonaron la sala de sesiones luego de que sus homólogos albiazules hicieran la entrega simbólica de tres premios Oscar al gobernador, en la tribuna del Congreso, por la deuda y desempeño al frente del Gobierno Estatal.

Lo mismo sucedió este lunes cuando los legisladores del PRI 'reventaron' la sesión luego de que el grupo legislativo del PAN abordara dos temas vinculados a presuntos actos de corrupción en los municipios de Escobedo y Pesquería.

FOTO: Archivo

EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ | MILENIO MONTERREY