24 de abril de 2013 / 05:17 p.m.

La joya data de 1965 y se compone de un diamante color azul profundo en forma rectangular; pesa 5.3 quilates y fue subastado en la casa Bonhams de Londres.

Londres • Un exclusivo diamante azul de más de cinco quilates se convirtió hoy en la pieza de este tipo más cara jamás vendida al alcanzar los 6.2 millones de libras (9.4 millones de dólares) en una subasta celebrada en la casa Bonhams de Londres.

La pieza, que data de 1965, se compone de un elegante diamante color azul profundo de forma rectangular incrustado en una montura que recibe el nombre de "anillo Trombino" y que es obra de la casa de joyeros Bulgari, los favoritos de las estrellas de Hollywood en los años sesenta.

Reservada para el final de la subasta, el diamante azul consiguió un récord mundial de venta entre el resto de lotes, todos ellos de joyería fina, sextuplicando su precio estimado, que oscilaba entre el 1 y 1.5 millones de libras (entre 1.52 y 2.29 millones de dólares).

Con un peso de 5.3 quilates, este diamante, que salió hoy a subasta por primera vez, constituye una rareza dentro de las piedras preciosas de su clase, muy escasas en el mercado y especialmente difíciles de encontrar con este tamaño, según Bonhams.

El más conocido es el diamante "Hope", perteneciente al rey francés Luis XIV y popularizado en la película "Titanic", de 1997, donde aparecía una versión ficticia del mismo pero con una historia de robos, traslados y viajes de la pieza que puede aplicarse a la mayoría de diamantes azules del mundo, muy codiciados.

Junto a la flamante joya, la única de la sesión por la que no se pudo pujar a través de Internet, se subastaron otros 117 lotes que englobaron anillos, pendientes, gargantillas y broches de precios dispares, desde las 5 mil libras (7 mil 600 dólares) hasta el cuarto de millón de libras (381 mil 700 dólares).

El único elemento común a todas las piezas fue la presencia de diamantes en sus distintas versiones coloridas: esmeraldas, zafiros, o rubíes, que a veces aceptaron también la presencia de perlas.

EFE