2 de enero de 2014 / 06:24 p.m.

El ahora jugador del Atlante señaló que llega con la intención de jugar, luego de prácticamente no tener regularidad durante dos años y medio con Tigres.

En el campamento azulgrana la tranquilidad se ha dejado notar estos últimos días y muchos de los nuevos refuerzos se han acoplado muy bien al equipo, como es el caso del futbolista estadounidense de descendencia mexicana Jonathan Bornstein en el que comentó que las dos semanas que ha estado aquí trabajando las ha realizado de gran manera y se siente muy bien recibido por sus compañeros del equipo.

"Me siento muy contento, han sido dos semanas muy buenas, el grupo me recibió de maravilla, he tenido la oportunidad de jugar ya con el equipo y me sentí muy cómodo, los compañeros me han hecho sentir muy bien y todo está dado para que pueda tener una gran estancia aquí en el Atlante".

Jonathan Bornstein fue claro diciendo que él viene a jugar y que por ese mismo motivo fue que pidió salir de Tigres en donde tenía muy pocos minutos.

"Por eso vine al Atlante, yo quiero jugar, esa es la razón que pedí a Tigres venir aquí y por ello estoy muy emocionado la verdad, ya con muchas ganas de que arranque el torneo.

Si no estás jugando no puedes disfrutar tu trabajo, como todo futbolista, yo me sentía en Tigres con un gran vacío por no jugar en los últimos dos años y medio, lo que yo necesitaba era jugar y espero ganarme un puesto aquí en el Atlante y tener los minutos que deseo"

Bornstein afirmó que él es un jugador de perfil zurdo y en su anterior equipo poco jugó por ese sector de la cancha debido a que el Tuca lo quería ocupar como contención.

"Uno de los problemas por los que no jugué mucho con Tuca es que yo soy un lateral izquierdo natural y me pedían jugar más de contención y al no tener los minutos que cualquier jugador aspira, tienes que buscar a como dé lugar un equipo donde puedas tener ese juego que en Tigres no me estaban dando".

Finalmente por petición del entrenador Atlantista Rubén Israel el equipo entrenará en las instalaciones del Andrés Quintana Roo a puerta cerrada lo que resta de la semana.