4 de septiembre de 2014 / 11:36 p.m.

 

En busca de corregir la grave imagen que dejó el Manchester United la temporada pasada, el entrenador holandés Louis Van Gaal ha impuesto una serie de estrictas medidas disciplinarias.

El diario británico Daily Mail, reveló las estrictas normas que impuso Van Gaal a sus dirigidos.

Entre las medidas más llamativas, destacó la imposición de que todos los jugadores están obligados a entregar sus teléfonos celulares al estratega neerlandés, la noche antes de cada partido.

Igualmente exige una estricta puntualidad en los desayunos, amenazando con no dejarlos jugar si no cumplen con ese compromiso.

Esto se debe a que llegar tarde sería una falta de respeto del futbolista hacia sus compañeros, según el ex entrenador de Holanda.

Estas reglas no son nada nuevo para Van Gaal, que ha impuesto estas mismas normas desde su época al mando del Ajax, y posteriormente las llevó al cabo en Barcelona y el Bayern Munich.

Anteriormente, el estratega ganador de la Champions League, en 1995 con el Ajax, había solicitado cámaras en los campos de entrenamiento, para que los jugadores puedan corregir sus movimientos sobre la cancha.

RAFAEL RIVERA