25 de febrero de 2014 / 02:25 p.m.

Las decisiones que tomaron cuando se encontraban en la cumbre de sus carreras no fueron las adecuadas y en algunas cosas las malas inversiones de sus fortunas o diversas adiciones fueron las causantes de las caídas de estos 10 grandes deportistas.

Christian Vieri (Futbol)

El ex jugador italiano, fue considerado jugador de élite durante 19 temporadas en las que jugó con equipos como Inter de Milán, Atlético de Madrid, Atalanta, Lazio, entre otros. Su error fue el invertir su dinero en crear una empresa junto a su madre, pero la inversión no ha dado los resultados esperados, ya que perdió 16 millones de euros, ahora Vieri busca una oportunidad como entrenador que le ayude con sus problemas financieros.

Manoel Francisco dos Santos "Garrincha" (Futbol)

El mítico jugador de la selección brasileña con la que conquisto la Copa del Mundo en 1958 y 1962 murió en la pobreza en 1983 a la edad de 49 años debido a una cirrosis hepática causado por su adición al alcohol. Durante su carrera llevó una vida paralela a sus vicios y una vez retirado dio rienda suelta a sus adiciones. Garrincha tuvo 14 hijos reconocidos de distintas esposas y amantes.

George Best (Futbol)

Una leyenda del futbol ingles que con un gusto en derrochar su dinero y la bebida tal vez tiene las frases más memorables para un deportista con adiciones. George Best fue una gran estrella con el Manchester United entre 1963 y 1974. Pero su gusto por el alcohol, las mujeres y las sustancias prohibidas lo llevo a retirarse del balompié a los 26 años. "He gastado mucho dinero en mujeres, alcohol y coches. El resto lo he despilfarrado".

Paul Gascoigne (Futbol)

Un talentoso jugador inglés con problemas con la bebida que al final fue el causante de su retiro del futbol, durante su carrera generó una fortuna mayor a 14 millones de libras pero su adición al alcohol lo llevo a la ruina. Para ayudar a Gascoigne con sus adiciones, la Asociación de Futbolistas Profesionales de Inglaterra ayudo al inglés en una de sus muchas entradas a clínicas de rehabilitación.

Allen Iverson (Básquetbol)

Uno de los mejores jugadores de la NBA en los últimos años termino declarándose en bancarrota después de perder su fortuna cercana a los 200 millones de dólares. Allen Iverson durante su carrera tuvo una vida estrafalaria ya que en sus viajes lo acompañaban su estilista y su peluquero personal, además llego a tener un séquito de 50 personas a quienes les pagaba todos sus gastos; de igual forma debido a su gusto por los juegos de azar se le prohibió la entrada en algunos casinos y por si fuera poco su mansión de cuatro millones y medio fue subastada por desahucio.

 

Scottie Pippen (Básquetbol)

Mejor conocido por ser uno de los compañeros de Michael Jordan en Chicago Bulls, durante su carrera de 17 temporadas ganó seis anillos de la NBA y fue parte del Dream Team que disputo en los Olímpicos de Barcelona y logró tener una fortuna de 120 millones de dólares que fue gastando en diversos caprichos, además de ser mal aconsejado por sus asesores, Scottie Pippen terminó en la ruina.

John Daly (Golf)

Uno de los mejores golfistas estadounidenses, al ganar el US Open de 1991 y el Abierto Británico en 1995 tuvo problemas con la bebida y mal gastando su dinero ya que por sus vicios ha perdido alrededor de 60 millones de dólares. Un claro ejemplo que en el 2005 ya que tras conseguir el segundo puesto en un torneo que le valió el conseguir un premio de 750 mil dólares, tomo un vuelo a Las Vegas y en menos de cinco horas no solo derrochó su dinero si no que perdió el doble de esa cantidad. Otra anécdota fue el ser descalificado por competir en estado de embriaguez y firmar un autógrafo en la ropa interior de una espectadora.

Michael Vick (Futbol Americano)

El mariscal de campo de las Águilas de Filadelfia fue uno de los jugadores que impuso récords en sus contratos ya que firmó uno por 62 millones de dólares por seis años y posteriormente otro de diez años por 130 millones. Su mala administración de su dinero lo llevo a declararse en banca rota desde la prisión, lugar donde se encontraba cumpliendo una condena de dos años por ser hallado culpable de organizar peleas de perros.

Mike Tyson (Box)

Uno de los mejores boxeadores de la historia logró conseguir una fortuna cercana a los 300 millones de dólares durante su carrera, pero en el 2003 se declaró en banca rota tras mal gastar sus ganancias en diversos lujos y al final reconoció que debía 27 millones. Tyson no solo tuvo problemas con el dinero si no que además tuvo una adicción a la cocaína, además tuvo que pagar una gran cantidad a sus abogados para su defensa en un cargo de violación.

Jack Clark (Béisbol)

Considerado como un gran jugador de rey de los deportes cuando militaba con las Medias Rojas de Boston, pero tomó malas decisiones financieras, en 1992 (cuando aún estaba activo) debía cerca de siete millones y eso lo llevó a la quiebra.

JOEL GARZA