21 de enero de 2014 / 05:45 a.m.

Lejos de un fracaso, quizás el resultado de su campaña fue todo un triunfo, con un grupo de novatos y agentes libres carentes de muchas credenciales, que asumieron puestos clave. Sin embargo, el equipo no dio para más cuando se topó con el mejor ataque de la NFL.

Así que el lunes, LeGarrette Blount empacó sus pertenencias en una gran bolsa de polietileno, Joe Vellano abandonó los camerinos mientras cargaba un casco y un balón autografiado, y otros Patriots hablaron de la forma en que perseveraron para colarse a la final de la Conferencia Americana por tercera vez seguida.

"Estoy orgulloso de este grupo", dijo el safety Steve Gregory. "Superamos muchas adversidades. De ningún modo esta campaña fue mala".

Los Patriots (13-5) dieron su peor exhibición en el partido más importante, al caer el domingo por 26-16 ante los Broncos de Denver.

La defensiva permitió 507 yardas, la mayor cantidad en las 14 temporadas de Bill Belichick como entrenador. Tom Brady erró pases a receptores desmarcados. Y Nueva Inglaterra perdió a otra estrella de la defensiva cuando el cornerback Aqib Talib se lastimó una rodilla en una colisión con el wide receiver Wes Welker, al comienzo del segundo cuarto.

No volvió en el resto del duelo.

Belichick consideró el lunes que la lesión se derivó de "una jugada deliberada del receptor para sacar del juego a Aqib". John Fox, el entrenador de Denver, lo niega.

"Wes Welker es un gran jugador, con integridad", dijo. "No vamos a hacer nada intencionalmente".

Welker seguirá con los Patriots si no permiten que se declare agente libre antes de la próxima campaña. Tendrán que tomar la misma decisión con otros jugadores valiosos, como Talib, Blount, el receptor Julian Edelman, el center Ryan Wendell y el linebacker Brandon Spikes.

"Ni siquiera pienso en eso ahora", dijo Edelman. "Pienso en los amigos en este vestuario, los entrenadores, todo el trabajo duro que hicimos y en esta temporada".

Las bajas más significativas ocurrieron en la posición de tight end. Los Pats perdieron a la mejor dupla de la NFL —Rob Gronkowski por lesiones y Aaron Hernández por una acusación de asesinato, de la que se ha declarado inocente.

Las lesiones afectaron también a la defensiva. Los tackles Vince Wilfork y Tommy Kelly vieron concluida su campaña en la primera mitad de ésta. Spikes se les unió antes del primer partido de los playoffs.

AP