— MARILÚ OVIEDO
22 de julio de 2013 / 02:12 p.m.

 

Con tal de poder observar a los 15 dinosaurios Animatronics que se exhiben en la Nave Lewis del Parque Fundidora, ayer los regiomontanos hicieron largas filas, donde tardaron hasta más de cinco horas para poder ingresar al recinto.

Desde que inició la exposición el 2 de julio y hasta ayer, se tuvo la visita de cerca de 70 mil personas; y debido al gran éxito, los organizadores informaron que se ampliará su permanencia hasta el 11 de agosto, ya que se tenía programado que concluyera este domingo.

Ayer los miles de asistentes acudieron sin importar las condiciones del tiempo, donde por momentos la lluvia hacía de las suyas. Los niños y adultos estaban listos con paraguas e impermeables, pero sobre todo con esa actitud positiva para aprovechar de sus vacaciones y aprender más sobre la historia de los dinosaurios.

Las largas filas daban vuelta a toda la Nave Lewis. Cuando cada uno pudo ingresar lograron ver un museo, el T-Rex en tamaño real a la edad de 18 años; además de los dinosaurios herbívoros quienes con movimientos y sonidos mostraban parte de lo que se vivió hace millones de años en nuestro planeta.

Además los pequeños pueden disfrutar de un espacio de arena donde encontrarán fósiles, y toda la familia puede observar una proyección en 3D sobre dinosaurios marinos y apreciar a los esqueletos de dinosaurios.

El próximo fin de semana inicia la segunda temporada de esta exposición, donde habrá grandes modificaciones y seguirán en el mismo horario de 10:00 a las 21:00, con un costo de 50 pesos para niños y 80 para adultos.