EFE
9 de junio de 2013 / 04:15 p.m.

Ciudad del Vaticano • El papa Francisco instó hoy a los fieles católicos a no tener miedo de acercase a Dios porque "nos perdona siempre" y es "pura misericordia", durante el tradicional rezo dominical del Ángelus en la Plaza de San Pedro.

"El Señor nos mira siempre con misericordia, nos espera con misericordia. ¡No tengamos miedo de acercarnos a Él! ¡Tiene un corazón misericordioso! Si le mostramos nuestras heridas interiores, nuestros pecados, Él nos perdona siempre. ¡Es pura misericordia! No olvidemos esto", dijo el papa argentino.

Según Francisco, esta "compasión es el amor de Dios por el hombre, es la misericordia, o sea la actitud de Dios en contacto con la miseria humana, con nuestra indigencia, nuestro sufrimiento, nuestra angustia".

El pontífice explicó que el término bíblico "compasión" evoca "la reacción de la madre frente al dolor de los hijos".

Por ello, también animó a los fieles a dirigirse a la Virgen María porque "ha compartido al máximo la "compasión" de Dios, especialmente a la hora de la pasión y de la muerte de Jesús.

Por otra parte, el papa Francisco criticó con un mensaje publicado hoy en su cuenta de la red social Twitter cómo con la "cultura del descarte" la vida humana no es considerada ya "un valor fundamental que hay que respetar y tutelar".