25 de febrero de 2015 / 02:10 p.m.

MONTERREY.- Mientras acumulan un rezago de mil 500 expedientes, entre ellos algunos de relevancia como la designación del nuevo Auditor Superior del Estado, diputados locales y personal del Congreso se la pasaron de viaje durante el 2014, desde luego, con cargo al erario.

La página de Transparencia del Poder Legislativo muestra que el año pasado, los gastos relacionados a ese turismo legislativo, ascendieron tan sólo por concepto de viáticos a 732 mil 634 pesos, en los que no hubo gastos de representación e incluye a 26 diputados.

Las salidas de los legisladores fueron tan variadas como cuestionables. Desde visitas a la Suprema Corte de Justicia para atender controversias, pasando por la masiva asistencia a un evento del Consejo Directivo Nacional de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (Copecol), hasta un viajecito en pleno fin de año a Cuba.

¿QUIÉNES FUERON LOS QUE MÁS SALIERON CON CARGO AL ERARIO?

De acuerdo a la información disponible, el legislador de Acción Nacional Francisco Treviño Cabello hizo siete viajes. Edgar Romo García del Partido Revolucionario Institucional lo igualó en la cantidad de salidas. Luis David Ortiz, diputado independiente, ocupa el tercer lugar con seis viajes, seguido de los priistas Gustavo Caballero y José Juan Guajardo con cinco viajes cada uno.

Dentro de estos viajes, destaca el realizado por un grupo de diputados locales al 495 Aniversario de la Fundación de la Villa de San Cristóbal, en La Habana, Cuba. Aunque se desconoce en qué benefició al Congreso local, esto no fue impedimento para que todos se sirvieran con la cuchara grande.

Guadalupe Rodríguez del Partido del Trabajo facturó 40 mil 539 pesos en viáticos. Eduardo Arguijo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) 38 mil 916 pesos, Celina del Carmen Hernández del PAN gastó 36 mil 725 pesos, mientras que José Juan Guajardo del PRI presentó gastos por 34 mil 982 pesos.

Fuentes consultadas indicaron que el costo reportado es excesivo, pues fácilmente con lo gastado por cada legislador, pudieron viajar dos personas durante una semana en ese período y al mismo destino sin privarse de nada.

La información aquí presentada corresponde sólo al 2014, debido a que la página de transparencia no tiene disponibles los datos del 2013 y finales del 2012, cuando inició la actual Legislatura.

Tampoco se conoce en la mayoría de los casos las ciudades a las que se realizo el viaje, así como los beneficios que se obtuvieron.

En resumen, los ciudadanos además de pagar los sueldos de diputados, también pagamos para que viajen dentro y fuera del país sin que se nos informen los resultados.

FOTO: Jorge López

LUIS GARCÍA