30 de diciembre de 2013 / 05:39 p.m.

Pekín.- El aclamado director de cine chino Zhang Yimou, acusado de haber violado las leyes nacionales de control demográfico al tener cuatro hijos, será multado con 7 millones de yuanes (1,2 millones de dólares), informaron letrados próximos el caso citados por la prensa oficial china.La cifra fue calculada por un bufete de abogados de Pekín teniendo en cuenta los ingresos anuales de Zhang y su esposa Chen Ting en 2000, 2003 y 2006, años anteriores a aquellos en los que tuvieron niños.La multa no solo castiga la violación de la política del hijo único, instituida en China desde hace más de 30 años para frenar la superpoblación, sino también el hecho de que la pareja tuviera sus vástagos antes de contraer matrimonio, cosa que hicieron en 2011.En todo caso, la multa es sustancialmente menor que los 160 millones de dólares solicitados recientemente por dos abogados representantes de la acusación.Las autoridades sanitarias de Binhu (este de China), lugar de residencia de Zhang y su familia, notificaron este fin de semana la multa, aunque señalaron que esperan respuesta del cineasta antes de confirmar el monto total.Tras meses de rumores, en los que se llegó a especular que Zhang tenía hasta siete hijos, el director apareció públicamente a principios de diciembre para admitir que tenía tres descendientes con Chen, más un cuarto que concibió con una pareja anterior."Tanto yo como mis padres deseábamos tener más hijos, pues la visión tradicional china dice que más niños traen más felicidad", comentó el director de "La Linterna Roja" o "La Casa de las Dagas Voladoras" en declaraciones a la agencia oficial Xinhua."Mi esposa y yo asistiremos en las investigaciones y estamos dispuestos a presentar una disculpa pública", añadió.Desde hace años, la sociedad china critica que la política del hijo único es elitista, ya que muchas personas de la clase alta como celebridades, políticos o empresarios millonarios pueden permitirse las multas que estipula la ley por tener más de un hijo.La política fue instaurada a finales de los 70 para frenar la superpoblación y será relajada en 2014, cuando se permitirá a las parejas en las ciudades tener un segundo vástago si uno de los dos cónyuges no tiene hermanos (hasta ahora solo se contemplaba esta excepción si ambos miembros de la pareja eran hijos únicos).

EFE