Janeth Alcántar
19 de agosto de 2013 / 12:57 a.m.

 

Ciudad de México  • A lo largo de nuestras generaciones hemos visto desfilar sin fin de creaciones, colores y texturas convertidas las nuevas tendencias dentro del mundo de la moda; de algunas fuimos participes y de otras no, se habla de un reciclaje de estilos de décadas pasadas, pero ¿alguna vez escucharon de usar animales y no precisamente en estampado para uso en tus accesorios?

Pues ahora llega la diseñadora Cecilia Valentin con su última creación, que tituló Fur is Alive.

Cecilia, quien se describe a sí misma como una persona en búsqueda de soluciones simples a los problemas es algo que la desafía y motiva.

Fur is Alive explica que es una línea de joyería conceptual que analiza la explotación de los animales en la moda. Los diseños que, asegura no están destinados para ser usados, incorporan los animales vivos en un intento de aprovechar la verdadera belleza de las formas naturales de manera que expone la cruda realidad de la industria peletera, que sigue siendo ampliamente aceptada a pesar de años de controversia.

Ella dice que su colección pretende mantener a los animales vivos y no asesinarlos como se hace para el consumo de la carne o por el “bien” del diseño y crear prendas, ya que las personas tienden a desvincularse del hecho de que la piel una vez fue un ser vivo, lo que tiene como acto último el auto-engaño.

Expone además que los diseños fueron hechos con una impresora 3D y que al hámster se le dieron muchas golosinas a cambio de su ayuda..