26 de febrero de 2013 / 11:12 p.m.

Ciudad de México.- El México el sector público con la industria farmacéutica firmaron una alianza para distribuir en breve en el IMSS, institutos de salud, ISSSTE, entre otros, la prueba genómica Oncotype DX, la cual permite determinar la agresividad del cáncer de mama, cuantificar la probabilidad de recurrencia hasta por un lapso de 10 años y si el paciente responderá satisfactoriamente a la quimioterapia.

Susana Suárez, Directora de Acceso de Grupo Fármacos Especializados, explicó que la prueba genómica de laboratorio fue desarrollada por Genomic Health a partir del conocimiento y desciframiento de 21 genes de tumorales cancerígenos con la finalidad de identificar el tratamiento oportuno y personalizado adecuado conforme a las guías del manejo de cáncer de mama de Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), National Comprehensive Cáncer Network (NCCN) de Estados Unidos y St. Gallen en Europa.

“"La prueba genómica desarrollada en Estados Unidos ha sido solicitada por más de 10 mil médicos de 65 países, quienes han reconocido el valor agregado que ofrece a las pacientes con cáncer de mama al momento de decidir la mejor opción de tratamiento, gracias a la puntuación del RS (Recurrence Score) para cada caso"”, precisó.

Y es que a través de un test genómico, basado en la toma de una prueba ya se toma del tejido de la persona que tienen cáncer e incluso antecedentes familiares, se puede identificar en 75% el riesgo, la recurrencia, las alternativas de tratamiento.

Para ello se efectuó un protocolo de parte de ECOG (Eastern Cooperative Oncology Group) que, en colaboración con investigadores de Genomic Health, tomaron la muestra y dieron seguimiento a 327 pacientes inscritos sólo para cirugía conservadora de mama para determinar el índice de recurrencia hasta por diez años.

“"Se demostró que el 75% de los pacientes presentaron en el estudio un nivel bajo pre-especificado para presentar recurrencia y, por lo mismo, no requerían radioterapia"”, acotó.

Suárez refirió que en el Estudio Nacional de Cáncer, en el que participaron 275 mil mujeres de 65 países, incluyendo a México, se detectó las nuevas clasificaciones del carcinoma mamario basado en el análisis de la expresión de múltiples genes en cada tumor.

El test de Oncotype DX brinda información valiosa, más allá de los biomarcadores tradicionales. Se define el tamaño del tumor, su grado, estado de receptores hormonales y edad. Se ofrece todo un referente de la biología del tumor de cada paciente a efecto de que haya diagnósticos tempranos o bien adecuados. En ambos casos es fundamental ya que pueden o no recibir tratamientos similares, como quimioterapia. “"Hoy gracias a los resultados del RS de la prueba, los médicos cambiaron de decisión en el tratamiento personalizado en 37%, según estudios internacionales y sólo en 4% se confirmó la utilidad de la quimioterapia"” señaló la experta.

La prueba genómica, está indicada para el grupo de pacientes diagnosticadas con tumores malignos en etapas I, II y IIIa, con receptores de estrógenos positivo, HER2 negativo y con 0 hasta 3 ganglios.

En México se detectan al año más de 100 mil casos de cáncer y el 70 por ciento llega a fallecer en un lapso de cinco años a pesar de contar con los tratamientos farmacológicos y de quimioterapia de última generación y los más caros, advirtió Francisco Javier Ochoa Carrillo, del Instituto Nacional de Cancerología.

El especialista explicó que la alta mortalidad se debe a que el cáncer se detecta en etapas avanzadas, asimismo, por la falta de una cultura de detección desde el primer nivel médico y, por el hecho de que en todo el país sólo hay mil 147 oncólogos certificados, de los cuales, 135 son pediátricos.

"“Cuantos nuevos casos de cáncer que se diagnostican en el país, alrededor de 100 mil nuevos casos por año, de estos el 70 por ciento puede fallecer en el transcurso de cinco años. Sólo una tercera parte de los casos potencialmente pueden curarse, pueden ser tratamos y que puedan vivir más de cinco años"”, dijo.

Y aunque hay Seguro Popular, dijo, se calcula que el 15% de los niños con cáncer en México nunca reciben tratamiento especializado. “"Sólo existen 135 oncólogos pediatras para los 7 mil casos nuevos que se diagnostican anualmente, aproximadamente el 5% de los niños mueren de cáncer"”.

BLANCA VALADEZ