17 de abril de 2014 / 03:12 p.m.

El serbio Novak Djokovic lo hizo de nuevo y con un contundente marcador de 6-0 y 6-1 ante el español Pablo Carreño, se plantó en los cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo, cediendo únicamente dos juegos.

Campeón de en Indian Wells y Miami en pista dura, Djokovic parece decidido a defender su corona en Montecarlo de forma autoritaria. Nada mejor que hacerlo venciendo a cuanto español le salga al paso. Primero lo hizo con Albert Montañés, en 45 minutos (6-1 y 6-0), y hoy ante el verdugo del francés Gael Monfills en dos minutos más de lucha.

Y todo esto con las dudas que ha provocado la cinta de protección que lleva en una de sus muñecas. Dudas que despejó hoy con autoridad en el primer enfrentamiento contra Carreño ante el que no concedió una sola oportunidad de rotura y al que robó su saque en cinco de las siete ocasiones de que dispuso.

Para llegar a semifinales, Djokovic deberá ponerse a prueba de nuevo contra otro de los componentes de la Armada española, Guillermo García López, que ya lleva ocho victorias seguidas, con título en Casablanca, y que derrotó al checo Tomas Berdych, quinto mejor jugador del mundo, por 4-6, 6-3 y 6-1, para lograr su mejor actuación en el torneo monegasco, y sus segundos cuartos en un Masters 1000, después de los de Shanghai en 2010.

AGENCIAS