8 de septiembre de 2014 / 12:21 a.m.

Se acabó la sequía, volvieron los goles y regresó la alegría. Chivas golea a Leones Negros al son de 3-0 con un doblete de Carlos Fierro, que se erige como el héroe del Rebaño. En el momento más crítico del Rebaño llegó Fierro, quien encontró el marco y se despachó con dos tantos y pone las cosas en orden. 

Chivas tuvo para golear, pero se conformaron con tres tantos y meten de lleno a Leones y Puebla en el baile por el descenso. Primera semana en calma en los últimos 30 días en el entorno del Rebaño. Chivas 3, Leones Negros 0.

Se acabó la maldición y Chivas volvió al gol. El primer tiempo el Rebaño tuvo un sin fin de jugadas claras y en la más complicada abrieron el marcador. 

Néstor Vidrio cerró la pinza a un tiro de esquina que no tenía mucho peligro, pero que Salcido la peinó y gol. El grito contenido de semanas, la presión por el ultimátum sobre el técnico y la sensación de alivio por hacerle un gol a la UdeG. 

El primer tiempo fue jugado por nota para el Rebaño. 

Al minuto tres Israel Castro fue habilitado dentro del área por Arce y el contención quedó a centímetros de llegarle a la pelota, a la siguiente jugada Aldo de Nigris de cabeza fue directo a las manos del Gansito.

De Nigris de nueva cuenta tuvo una cuando el portero de los Leones Negros rebañó el balón y en la presión el regio estuvo a nada de marcar el primer tanto, después Omar Bravo tuvo una de fuera del área que fue directo a la colocación del Gansito Hernández. 

El gol cayó mediante un tiro de esquina que Salcido peina y le queda a placer a Néstor Vidrio, la mejoría del Guadalajara, ahora sí se reflejó en las redes.Para el complemento el conjunto visitante agotó dos movimientos, entraron el Quesos González y la Joya Jesús Vázquez, buscando el empate, tratando de conseguir la igualdad. 

La más clara de los Leones fue mediante un tiro libre cuando Diego Campos la puso en el larguero de Toño Rodríguez al 58 y dejaban ver una nueva cara los universitarios, que se sacudieron la presión para ir por el empate.

Los Leones se la creyeron y al 69 tuvieron otra clara para hacer daño, un centro de Óscar Vera que Andrés Ríos conectó de pierna derecha al poste de Toño Rodríguez y el arquero mandó a tiro de esquina.  

Con la visita buscando el empate, el Rebaño encontró el segundo de la tarde, el de la alegría, el de la calma. 

Chivas es letal en los tiros de esquina, pues al 74 Reyna cobró, Bravo la tocó para que a segundo poste Carlos Fierro matara el encuentro y provocara el delirio de los presentes. 

El chiverío tiene la obligación de mostrar una mejor cara el sábado cuando visiten a Rayados. No tendrá las facilidades a la defensiva como en este duelo, pero la exigencia será a tope. Para pensar en que el equipo está de regreso es necesario volver con puntos de la Sultana del Norte.