29 de enero de 2013 / 09:48 p.m.

El surfista hawaiano, Garrett McNamara, espera que la hazaña de tomar una ola de 30 metros en las playas de Nazaré, Portugal, sea reconocida como la mayor de la historia.

Portugal •El hawaiano Garrett McNamara reconoció que fue un "poco avasallador" tomar la gigantesca ola de 30 metros en Nazaré (Portugal), posiblemente la mayor jamás navegada por un surfista.

"Me siento un privilegiado. Logramos todo lo que queríamos. Supuso un gran desafío personal (...) Hubo que estar concentrado", rememoró hoy McNamara en declaraciones a la televisión lusa SicNoticias.

El surfista aguarda expectante la confirmación oficial de que la ola que remontó fue la mayor del mundo.

En sus declaraciones televisivas, el deportista comentó que el trabajo de preparación y deseguridad fue grande y se reconoció aliviado por haber evitado una zona de rocas.

"Si hubiésemos chocado contra esas rocas, no sabíamos si hubiésemos regresado", apuntó.

McNamara ya logró tomar otra gigantesca ola en noviembre de 2011 en la misma costa de Nazaré, a unos 100 kilómetros al norte de Lisboa.

Portugal está considerada una de las "mecas" del surf europeo y fue premiado el pasado año por la organización "Save The Waves" ("Salvad las olas").

 EFE