10 de julio de 2014 / 01:36 p.m.

El polémico dueñó de Los Angeles Clippers perdió los estribos en la corte e insultó fuertemente a su esposa.

 

El polémico dueño de Los Ángeles Clippers, Donald Sterling, perdió los estribos en la corte y llamó "cerda" a su esposa, luego de afirmar que se iría a la tumba demandando a la NBA.

Sterling le dijo a la Corte Superior de Los Ángeles que fue "engañado" por su esposa para que pudiera ser declarado mentalmente incapacitado y que le permite vender la franquicia del equipo de básquetbol que ha tenido desde 1981.

Su esposa, Shelly Sterling, subió al estrado por primera vez el miércoles y después de dar su testimonio, ella se acercó a Donald, quien gritó lo suficientemente fuerte como para que la gente en el tribunal pudiera escuchar: "¡Aléjate de mí, cerda!"

Acto seguido, ella se sentó rápidamente junto a sus abogados. Dos ayudantes del sheriff se trasladaron y se pararon junto a Donald en el centro de la sala.

Ambos esposos fueron después sentados en lados opuestos de la sala, cada uno con sus abogados.

Finalmente, ambos salieron de la corte a través de diferentes puertas: Donald Sterling a través de una entrada trasera y Shelly por la puerta principal de la sala.

Donald Sterling fue suspendido de por vida de la NBA a principios de este año después de la publicación de conversaciones grabadas entre él y su novia V. Stiviano, en las cuales hace comentarios intolerantes hacia ella por tomarse fotos con personas de color

La NBA anunció planes para tomar acción y obligarlo a vender el equipo. Sin embargo, Sterling ha presentado ya una demanda contra la NBA, alegando violaciones de sus derechos civiles.

REDACCIÓN