1 de octubre de 2014 / 01:40 a.m.

Los Rayados dieron un paso categórico hacia su clasificación a la Liguilla tras vencer anoche por 3-1 al León con otra soberbia actuación de Dorlan Pabon.

El colombiano marcó un doblete en una nueva exhibición de contundencia del Monterrey, que con un juego pendiente llegó a 22 puntos, se afianzó en el subliderato y además ya apretó al líder América que tiene 23 unidades y hoy recibirá al Veracruz.

El León arrancó el partido con una postura ofensiva. Asfixió a Rayados que parecía no tener piernas para competir a la intensidad de juego que proponía el local. Al minuto 6, José María Cárdenas ya había disparado con peligro.

Pero el Monterrey es capaz de engañar hasta al más vivo de sus rivales. Justo en su primer ataque, en su primer disparo a puerta, no perdonó.

Al minuto 16, Dorlan Pabon tomó por vez primera el balón, con una finta dejó fuera de la jugada a su más cercano marcador y apenas desde fuera del área impactó con potencia para anotar el 1-0 y su octavo tanto del torneo que lo sigue manteniendo como máximo anotador de la Liga.

Y fue entonces con la sorpresiva contundencia del colombiano que el León tomó sus precauciones. 

Reconoció en Dorlan a un fuera de serie al que debían marcar con mayor atención. Y Rayados tomó confianza. Y prueba de ello fue que Jesús Zavala se probó de media distancia pero su remate salió desviado.

Al 23’, Pabon volvió a intentarlo de larga distancia, sacó una impresionante raya que Christian Martínez alcanzó a desviar a tiro de esquina.

Aunque en los últimos 15 minutos el León volvió a ejercer presión y presumió de mejor manejo del balón, el Monterrey se encargó de generar las ocasiones más claras. Así se podía resumir el primer tiempo. Pero al arranque del segundo, finalmente la fiera logró rugir.

Empató 1-1 en jugada de tiro de esquina. Ignacio González picó a primer poste, peinó la esférica y mauro Boselli le ganó la carrera a Stefan Medina para anotar de cabeza.

El León siguió insistiendo con peligro. Volvía a ser el mismo que asfixiaba a sus visitantes. Tocó la puerta con Elías Hernández, quien entró sin marca dentro del área y sacó un zurdazo que no obstante se fue desviado. Después Stefan rebanó una pelota que le quedó franca a Wanderley, pero careció de contundencia.

Los Rayados seguramente pensaban que su rival perdonaba demasiado. Porque hasta el 58’, le hizo recordar su fortaleza. Respondió con un desborde del Chelito Delgado que fue frenado al borde del área grande y dos minutos después volvió a lastimar cuando más fuerte se hacía el local.

Al 59, Zavala y Nacho González fueron amonestados por jalonearse previo al cobro de un tiro de esquina, pero al minuto siguiente Zavala hizo un movimiento a primer poste, Nacho lo persiguió y no alcanzó a impedir el cabezazo contundente del contención rayado para anotar el 2-1 que festejó con gran euforia.

Martínez, el arquero del León, falló en su despeje de puños. La pelota le cayó a Ramos, pero el central de Rayados no tuvo tino para aprovechar el regalo.

En los últimos 15 minutos, León se lanzó con todos sus recursos al frente en busca del empate y Rayados, como ya es costumbre, defendió su área con pundonor.

Caicedo exigió al máximo a Jonathan, quien volvió a volar para salvar a su equipo al 79’. Y al 82’, Boselli desperdició una diagonal clara al estrellar en Ramos su remate a boca de jarro.

De nuevo, cuando más cerca se sentía el León de lograr la igualada, al 84’, Silva apretó a la zaga, le ganó la esférica en la salida de León, condujo el balón por la banda derecha y asistió a Pabon quien de frente a Martínez lo venció con toque suave para el 3-1 definitivo.

Dorlan anotó su noveno gol del torneo y con un juego pendiente se colocó en franca posición de adjudicarse el título de goleo.

JAIME GARZA