15 de abril de 2013 / 10:30 p.m.

Bernie Ecclestone, propietario de la Fórmula Uno, declaró que se encuentra "cansado" de la promesas de la prefectura de Sao Paolo en relación al circuito para la competencia y pone en duda el GP en Brasil para las próximas temporadas.

"Me cansé de las promesas. Me informaron que la ciudad no va a formar parte de la Copa Confederaciones porque el estadio no estará a tiempo. Con la Fórmula Uno pasará lo mismo", aseveró.

Ecclestone aseguró que el trazado es uno de los mejores a nivel mundial, sin embargo, la estructura para el público y para los equipos "es la peor del calendario", debido a que no satisfache las "necesidades operacionales" de la F1.

A pesar que el proyecto de remodelación de Interlagos obtuvo luz verde, aún no se han iniciado las obras, mismas que Ecclestone ya no espera para este año, sin embargo, puntualizó que de no tener las condiciones que la competencia necesita, la temporada 2014 no contará con esta parada.

El máximo jefe de la Fórmula Uno no quiere más promesas y por eso ha decidido que Interlagos se despedirá de la categoría reina del automovilismo "si antes de la definición del calendario no tenemos garantías de que el circuito va a estar como exige la Fórmula Uno".

En caso de que lo anterior ocurriera, se buscaría otra ciudad brasileña, el empresario habló en específico de Santa Catarina, pues declaró la impresión que se llevó al ver la disposición de la gente por que llegara ahí la Fórmula Uno, "acredito que si doy luz verde, ellos iniciarían inmediatamente las obras".

Notimex