16 de julio de 2014 / 02:48 a.m.

Más vale un mal arreglo que un buen pleito. De esta manera, Francisco Javier Escobedo, dueño de la agencia de viajes Escotours, que dejó varados a 248 mexicanos en el Mundial de Brasil, se encuentra en negociaciones con Lorenzo Reyes Retana, responsable de que los aficionados no hayan regresado al país en tiempo y forma.

A 20 días del incidente en la ciudad brasileña de Recife, el empresario tapatío señaló que será la próxima semana cuando definan el tema. Confía en que Reyes Retana, quien representa a la empresa Universa Entertainment Event, saldará el monto que sus clientes pagaron para retornar a casa.

"Ya está mi abogado en negociaciones con la persona que me defraudó (Lorenzo Reyes Retana), están en pláticas para que la próxima semana se llegue a un acuerdo y paguen, de lo contrario procederemos con demanda, pero hay buenas posibilidades de que todo se arregle y se le pague a la gente afectada", dijo en entrevista para La Afición.

Si bien ya terminó el Mundial, la agencia de viajes Escotours continúa suspendida por la PROFECO, situación que lo mantiene con desesperación, pero deja en claro que ninguno de los 248 afectados lo ha demandado.

"Es importante señalar que no tengo ni una demanda en PROFECO, no tengo nada, la gente está esperando (su pago) porque me conocen, esperan a que yo pueda arreglar con estas gentes y en eso estamos.

"De alguna manera me da tranquilidad (que no haya demandas en su contra), pero que tranquilidad puedo tener cuando tengo mi oficina cerrada, estoy sin poder trabajar y sin dinero, pero tengo la esperanza de que esto se arregle la próxima semana, ya hay una entrevista pactada con mi abogado y el bandido, este cabrón de Lorenzo (Reyes Retana), y de ahí vamos a ver la posición de él, que hasta el momento es de pagar".

El dueño de Escotours reconoció que ha tenido comunicación directa con el Gobierno de Jalisco en las últimas semanas, por lo que confía darle cerrojazo a esta lamentable experiencia en los próximos días.

"Se han acercado conmigo (el Gobierno), están enterados de la situación, se han portado muy bien los señores, saben quién es el que hizo el fraude y que no fui yo", culminó.

RIGOBERTO JUÁREZ