México se engrandece frente a las potencias, al menos en torneos oficiales. Esta noche enfrenta a Robben y compañía, enfrenta al villano número uno de la afición mexicana, el #Noerapenal volvió a ser tendencia en redes sociales gracias a aquel clavado que le dio el penal a Holanda y con el que México quedó eliminado de Brasil 2014.
12 de noviembre de 2014 / 05:51 p.m.

Si nos remontamos a la memoria corta, en 1998 el Tri se enfrentó por primera vez, en la era moderna al gigante sin corona por primera vez.

Pero para saber que tan grande es esta potencia dormida, tenemos que entender, que esta selección revolucionó la manera de ver, jugar y disfrutar el futbol. Con Cruyff como principal protagonista, el equipo de la región de los países bajos llegó a dos finales en mundiales consecutivos, son tres si contamos el mundial de Sudáfrica 2010. En Alemania ‘74 y en Argentina ’78, perdieron la final ante los anfitriones del torneo. En 2010perdieron ante España. Siempre se han caracterizado por tener un futbol muy dinámico, bonito y lleno de mucho talento.

Después de esta pequeña reseña de lo que es esta potencia, podemos sentirnos orgullosos entonces de ver la naranja mecánica siempre se las ve duras ante nuestra selección nacional.

Desde Francia ’98, la Selección Nacional Mayor se ha enfrentado tres veces al combinado europeo.

En el último mundial antes del nuevo milenio, los connacionales compartieron grupo con ellos, después de un triunfo ante Corea y un empate ante Bélgica en los dos primeros encuentros, México necesitaba mínimo el empate para amarrar su pase a la siguiente ronda, perdían 2-0 en el primer tiempo y todo estaba en la cuerda floja.

Aquí el resumen de ese encuentro.

 

México con valentía y gallardía sacó el empate en los últimos minutos y todos celebraron el logro histórico, hasta ese momento.

Tuvieron que pasar 12 años, en 2010, previo al Mundial de Sudáfrica, Javier Aguirre continuaba con sus experimentos finales previo al duelo ante el anfitrión en la inauguración del torneo.

Lamentablemente, se exhibió un pobre futbol que no dejó contento a nadie.

Aquí el resumen de ese partido.

Cuatro años después y con muchas esperanzas de poder hacer historia una vez más ante los naranjas, a quienes se les enfrentaba en octavos de final del Mundial de Brasil después de dar una gran sorpresa en la fase de grupos. México demostró que estaba para grandes cosas, derrotó a Camerún, empató con los anfitriones y goleó 3-1 a Croacia. Derrochó clase, carácter, madurez, dinamismos y mucha calidad. Holanda por su parte colectó tres triunfos, incluyendo una goleada de 5-0 ante los campeones vigentes, la Selección de España.

México inició el segundo tiempo del partido ganando 1-0 con gol de Gio. Todo era felicidad, alegría y no se veía por donde Holanda le pudiera hacer daño a un enorme equipo nacional que se veía muy superior a los europeos. Fueron 75 minutos de dominio, de tener maniatada la mejor delantera hasta el momento del torneo. Robben, Van Persie, Sneijder y las demás figuras rivales desaparecieron. Pero los últimos minutos, los últimos 15 minutos, el Tri retrocedió, cedió el medio terreno, la iniciativa, además del empuje que ejerció el rival hicieron muy dolorosos y pesados los últimos instantes del encuentro.

Aquí el resumen del encuentro.