2 de diciembre de 2014 / 07:04 a.m.

Los Spurs no contaron con Tim Duncan ni Tony Parker, pero eso dio a Kawhi Leonard la oportunidad de brillar. Y Filadelfia, que parece incapaz de vencer a alguien, sucumbió ante los campeones vigentes de la NBA.

Leonard lideró el ataque de los Spurs con 26 unidades y culminó una crucial jugada de tres puntos en el último minuto para que San Antonio derrotara el lunes 109-103 a los 76ers, que siguen sin conocer la victoria en la temporada.

"Trato de destacar cada noche, pero hoy pude hacer muchos disparos", comentó Leonard.

Los Spurs (13-4) salieron airosos de su visita a Filadelfia, pese a las ausencias de los astros Duncan, quien recibió descanso, y Parker, lastimado de un hombro.

Ese dúo es responsable de aportar más de 31 puntos por partido, pero San Antonio supo arreglárselas. Aron Baynes anotó 15 puntos, mientras que el argentino Manu Ginóbili y Cory Joseph añadieron 14 cada uno rumbo a la octava victoria en fila de los Spurs.

Leonard también recuperó 10 rebotes e igualó su marca personal de puntos. Ginóbili consiguió cuatro rebotes y tuvo dos asistencias.

Es la cuarta vez seguida que Leonard anota al menos 20 puntos. En toda la campaña anterior, lo logró en tres ocasiones.

"Tratamos de relajarnos un poco y de darle (a Leonard) más luces en verde", dijo el entrenador de San Antonio, Gregg Popovich.

Filadelfia se hundió con una marca de 0-17. Michael Carter-Williams encabezó a los 76ers con 24 puntos y 11, en tanto que Alexey Shved coló 19.

Los 76ers también acusaron bajas. Su mejor anotador Tony Wroten (rodilla) se perdió su segundo partido seguido y Nerlens Noel (cadera), su primera selección del último draft, no actuó tras lesionarse en un entrenamiento el domingo.

Filadelfia se convirtió en apenas el cuarto equipo en la historia de la liga que inicia una temporada con 17 derrotas, emulando a los Clippers (0-17) en 1998-99; el Heat (0-17) en 1988-89; y los Nets (0-18) en 2009-10. Los 76ers podrían empatar a los Nets con el peor arranque en la historia de la NBA en su visita el miércoles a Minnesota y el récord podría caer el viernes ante Oklahoma City.

También el lunes, John Wall totalizó 18 puntos y 13 asistencias y los Wizards de Washington acertaron sus primeros siete triples para aplastar 107-86 al Heat de Miami.

En contraste con la estupenda puntería de Washington en tiros de tres puntos, el Heat atinó apenas dos de 22 en todo el partido.

Rasual Butler anotó 23 unidades, mientras que Marcin Gortat agregó 15 tantos y 10 rebotes por los Wizards, que jamás se vieron abajo y llegaron a tener una ventaja de 21 puntos en la primera mitad. En la segunda, lograron ampliar la delantera incluso a 25 unidades.

Chris Bosh encabezó a Miami con 21 tantos y Dwyane Wade sumó 20 en su segundo partido tras recuperarse de una lesión en el muslo derecho. Una noche antes, Wade volvió tras su ausencia de siete encuentros y aportó 27 puntos para un triunfo en Nueva York.

En ese encuentro, jugó 32 minutos. El lunes, su participación fue de 27.

"Creo que no hemos tenido la defensa que quisiéramos en todo el año", lamentó Wade. "El grupo es bastante nuevo, muchos chicos están confundidos acerca de lo que deseamos hacer".

En otro encuentro, los Nuggets de Denver superaron 103-101 al Jazz de Utah.

En el último partido de la jornada, los Clippers de Los Ángeles, liderados por Blake Griffin y J.J. Redick, superaron a los Timberwolves de Minnesota por 127-101 en su cancha.

AP