20 de febrero de 2014 / 02:52 p.m.

A pesar de un fallo que afecta su ya mancillada imagen, el mandamás de la Fórmula Uno Bernie Ecclestone salió airoso de una multimillionaria demanda radicada ante la Alta Corte de Londres por la venta de la F1 en 2005.

El magistrado Guy Newey desestimó el caso, pero de todas formas dictaminó que se produjo una transacción corrupta y cuestionó la honestidad de Ecclestone.

"Me preocupa que me resulta imposible considerarlo un testigo fiable ni veraz", dijo Newey.

Constantin Medien, una compañía alemana de medios de comunicaciones y ex accionista de la F1, demandó a Ecclestone y a otros por hasta 144 millones de dólares, al asegurar que la F1 estaba devaluada al momento de su venta al consorcio inversor CVC Capital Partners.

Ecclestone, de 83 años, fue acusado de participar de un "negocio corrupto" con el banquero alemán Gerhard Gribkowsky para facilitar la venta de la F1 a un comprador que él mismo había elegido.

La Alta Corte dictaminó el jueves que el acuerdo estuvo viciado, pero señaló que Constantin Medien no salió perdiendo como resultado.

Ecclestone también encara un proceso en Alemania por acusaciones de soborno en relación con pagos a Gribkowsky. El juicio comenzará el 24 de abril y se prevé que se prolongue hasta el 16 de septiembre.

"El señor Ecclestone saluda que va a tener la oportunidad de defenderse de estas acusaciones de soborno adecuadamente en los procedimientos que deberán comenzar en Munich en abril, cuando los testigos pertinentes pueden ser obligados a asistir y ser interrogados por sus abogados. Él confía en que será absuelto", dijo un comunicado a nombre de Ecclestone.

Las condenas por soborno pueden dar lugar a penas de prisión de entre tres meses y 10 años en Alemania.

AP