19 de julio de 2014 / 03:18 p.m.

El reciente fichaje de Tigres, Joffre Guerrón, confirmó el grado de aceptación que han tenido los elementos ecuatorianos para el futbol mexicano, en los ultimos años.

La primera gran estrella de Ecuador que destacó en México fue Italo Estupiñan , "El Gato Salvaje" logró el titulo de liga con el Toluca en la temporada 1974-1974.

Posteriormente jugaría para el América, el Atletas Campesinos, el Puebla y viviría una segnda etapa con los "Diablos Rojos" antes de dejar el fútbol mexicano en 1983.

Aunque la máxima figura del país austral en territorio mexicano llegaría varios años después.

Alex Aguinaga marcó una época en el futbol mexicano defendiendo al Necaxa, donde alzaría tres títulos de liga y convertiría a los "Rayos" en el equipo de la década, al cual defendió de 1989 al 2003.

Aguinaga se retiró con el Cruz Azul en el 2004.

El reconocido defensa Iván Hurtado se convirtió en otro gran representante de su país en canchas mexicanas, "Bam Bam" destacó jugando para el Celaya, Tigres y La Piedad.

Otro histórico del futbol ecuatoriano con paso en la liga mexicana, fue el goleador Agustín Delgado, quien militó para Cruz Azul, Necaxa y Pumas, destacando con los "Rayos".

A partir del 2007, con la llegada de Christian Benítez para el Santos, el paso de futbolistas ecuatorianos en México se hizo más común.

El "Chucho" se consagró campeón de liga en el Clausura 2008 con los "Guerreros" y en el Clausura 2013 con el América.

Benítez también logró 4 títulos de goles en la liga mexicana, uno con la escuadra lagunera y 3 defendiendo a las "Águilas".

Walter Ayoví dejó su marca en México defendiendo a los Rayados.

"El Soldado" consiguió dos campeonatos de liga con la "Pandilla" al igual que tres títulos de la Concacaf, meritos que lo convirtieron en ídolo de la afición rayada, antes de pasar al Pachuca, escuadra con la que actualmente juega.

La Copa del Mundo Brasil 2014 fue el escenario perfecto para ver el lazo entre México y Ecuador.

7 miembros de la delegación sudamericana en tierras brasileñas militaban en el fútbol mexicano.

REDACCIÓN