11 de junio de 2013 / 05:20 p.m.

Monterrey • En estos días la editorial Rhythm & Books  conmemora sus cuatro años de actividades, donde apareció en la escena recorriendo un camino que nadie había trazado antes: llevar a los rockeros de México al sendero editorial.

De verlos en los escenarios como el vocalista de San Pascualito Rey (Pascual Reyes), el bajista en La Cuca (Carlos Avilés) o como integrante fundador del guacarróquer (Armando Vega-Gil), esta editorial los trajo a los libros revelando así su faceta literaria.

Elena Santibáñez es quien ideó Rhythm & Books, sello que ahora ofrece siete títulos distribuidos en dos colecciones. En entrevista con MILENIO Monterrey  habla sobre los alcances que desea para su editorial a futuro.

“Lo que quiero es conservar el espíritu que me impulsó en esta editorial: libros bien cuidados y que el proceso de producción sea un disfrute para el autor, para el diseñador y para mí”, explica la fundadora del sello.

Aventarse al ruedo

La apuesta inicial de la editorial era sacar del anonimato a los músicos que tuvieran sus cuentos, novelas, poemas o guiones de cine en la gaveta.

Con algunos así pasó: Samuel Reyes fue el primero que, en su libro Corazón minado. Declaratoriaaclara: “yo soy músico y no escritor, y respeto a todos aquellos que escriben”.

Sin embargo la editorial ha revalorado también a músicos que tienen una sólida trayectoria en el medio literario como es el caso de Armando Vega-Gil, que en su haber tiene el Premio Nacional de Cuento San Luis Potosí o el Premio nacional de cuento Benemérito de América.

“Creo que ya hay mucha menos duda pero algo que les da mucha certeza a los músicos es la solidez que ha logrado la editorial. O sea no es ‘lánzate tú solo al ruedo’ sino que hay una editorial que respalda tu proyecto”, asegura Santibáñez.

En la reciente edición del Festival Alfonsino de la UANL la editorial presentó el título La ventana y el umbral, poema de largo aliento de Vega-Gil, con prólogo de Francisco Barrios El Mastuerzo y con ilustraciones de Sergio Arau.

Libro-+disco+libro

Al iniciar en el 2009, la editorial presentaba sus libros en un formato, por así llamarlo, tradicional.

La más reciente apuesta es el libro y disco (o disco-libro) de Carlos Avilés titulado Si el infierno existiera, que además incluye un cede con 15 temas grabados por Avilés y Los Extraños y un devede con un documental sobre la agrupación.

“Creo que bien puede considerarse un libro con un disco compacto, o al revés como un disco de la banda que te incluye un libro con 64 páginas”, comenta la editora.

Actualmente se trabaja en un proyecto con el guitarrista Alejandro Otaola (ex La Barranca), donde probablemente sea con un proyecto de guión cinematográfico.

Aún hay mucha música

Si bien la editorial aún se maneja bajo el título de independiente, a su fundadora no le inquieta mucho la competencia. Su aspiración es que, cuando exista un mundo donde el libro sea un objeto de museo, los suyos estén en una vitrina gracias a su alta calidad en diseño y creatividad.

Por ahora no se preocupa por la competencia porque casi no existe, y la que hay bajo el apoyo de las grandes editoriales no interfiere con su público.

“Si las grandes editoriales, por ejemplo, compraran los derechos de Patti Smith e hicieran una edición de 20 mil ejemplares en una edición estándar tampoco sería nuestra competencia porque nuestro público es otro”.

Claro que su aspiración a futuro es poder incluir en su catálogo a figuras del rock mundial como Lou Reed o a la mencionada Smith, aunque tampoco es una fijación.

“Mi idea es ir al pasito, no me interesa alcanzar a las grandes editoriales pero a la mejor algún día sí compito contra ellas”.

TítulosSi el infierno existiera, de Carlos Avilés (bajista La Cuca)Mi vida pop, del Sr. González.Corazón minado. Declaratoria, de Pascual Reyes (vocalista San Pascualito Rey)Una historia como cualquier otra, de Carlos Avilés.Aire en espera, de José María Arreola (ex batería La Barranca)La ventana y el umbral, de Armando Vega-Gil (Botellita de Jeréz)El diario de un López, de Jaime López.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS