25 de marzo de 2014 / 11:19 p.m.

El Elche y el Athletic de Bilbao han empatado un partido escaso de calidad, condicionado por el fuerte viento, que no le sirve a los ilicitanos para despegarse de la zona de descenso y con el que el equipo vizcaíno da un paso más para afianzarse en la cuarta plaza.

El Elche salió queriendo llevar la iniciativa, mientras que el Athletic Club lo hizo dando un paso atrás cediendo el balón a los locales y tratando de salir al contragolpe, pero no estaba cómodo en el terreno de juego, más por mérito ilicitano que por demérito vizcaíno.

Los ilicitanos pudieron romper la igualada inicial a los 24 minutos. Rodrigues se fue de su marcador y centró al primer palo para que Boakye rematase muy ajustado por encima del travesaño de Iraizoz.

El Elche tenía el balón y llegada, pero su mejor hacer en el centro del campo no tenía premio, porque sus delanteros no estaban acertados cara a puerta, con lo que Iraizoz apenas si tenía trabajo.

El Athletic Club arrancó la segunda mitad sin mostrar su teórica superioridad, aunque adelantó líneas y pisó con más frecuencia el área local, en la que Manu Herrera no pasó apuros.

El Elche no encontraba huecos, mientras el que cuadro vizcaíno cerraba las líneas de pase y ahogaba a la de creación ilicitana, con lo que no llegaban balones a los atacantes locales.

El partido bajó en calidad y ninguno de los dos equipos creaba peligro ante el portal rival con lo que el juego se volvió aburrido para el espectador. El Elche parecía notar el esfuerzo del sábado anterior ante el Granada.

Cisma, en el minuto 80, cabeceó libre de marca y desde el punto de penalti un saque de esquina de Carles Gil que atrapó Iraizoz en la raya de gol. En los últimos minutos ambos equipos parecieron conformarse con el empate.

AGENCIAS