6 de mayo de 2014 / 02:44 a.m.

Será hasta que termine el Mundial Brasil 2014 cuando el delantero camerunés Achille Emaná resuelva su situación con Cruz Azul, pues de ninguna manera le agrada estar en la banca, cómo le ocurrió a lo largo del torneo.

"Tengo pocos días para ir de vacaciones y prepararme para el Mundial y después ya veré, tengo que tomar una decisión, porque yo no me voy a esconder; esta situación no puede durar así, yo sé que aquí, por todo lo que ha pasado, yo no pinto nada".

Explicó que vino con la "Máquina Cementera" a jugar al futbol, pero no lo ha hecho ni siquiera 30 minutos y eso le deja un mal sabor de boca, por la poca actividad que ha tenido.

"Me deja un mal sabor de boca porque vine aquí para poder jugar, entonces me encuentro en una situación de no más de 30 minutos de futbol; es una pena, pero también, aparte, que me compraron para nada".

Destacó que en esos pocos minutos que tuvo actividad con el primer equipo, siempre se entregó para ayudar a su escuadra, pero después desconoce qué sucedió en cuanto a por qué ya no fue considerado en la alineación del técnico.

"No sé lo que ha pasado, lo más seguro es que no sé hasta cuándo... la decisión la tenía él para ponerme; ahora, hice lo que podía en los pocos minutos que tuve y lo único que puedo hacer es aguantar, aceptar lo que ha pasado e ir al Mundial".

Le extraña que el técnico Luis Fernando Tena no haya hablado ya con él de su situación de jugar pocos minutos con el primer equipo, y aunque aún le queda un año de contrato por el momento disfrutará sus vacaciones y luego a disputar la justa del orbe.

"Estoy aquí, no me dio ninguna explicación, porque no entiendo, somos personas también y pienso que como persona y ser humano las cosas se hablan, no habló conmigo ni me ha dicho nada, respeto su decisión y ya está", señaló.

NOTIMEX