19 de enero de 2014 / 06:26 a.m.

Para River y Boca pasó el primer gran examen de la temporada. En esta ciudad, igualaron 1-1 en un superclásico de floja paridad, y así completaron el triungular por la Copa de Oro, que en definitiva quedó en manos de Estudiantes.

Para unos y otros, la prueba quedó pendiente para los próximos encuentros; ninguno de los dos terminó por convencer, y quedó claro que todavía les falta rodaje.

De a ratos mostraron algunas cosas que les permitirían ser protagonistas, pero todavía les resta mucho en la parte creativa.