REDACCIÓN
29 de septiembre de 2014 / 01:20 p.m.

A los miles de tributos de homenaje de "RE2PETO" a la carrera de Derek Jeter, que ayer llegó a su fin, se sumó uno de los íconos más representativos de la ciudad de Nueva York: el Empire State.

El emblemático edificio de la "urbe de hierro" se pintó anoche con los colores de los Yanquis de Nueva York, como si fuera una camisola a rayas azules y blancas, en honor a un jugador que ayer dejó los diamantes para convertirse en una leyenda del béisbol.

Jeter participó ayer en su último partido en las Grandes Ligas, conectó un hit y produjo una carrera, para después dejar su lugar a un corredor emergente y recibir en el estadio del archi rival de los Yanquis, el Fenway Park de Boston, una ovación de pie de los miles de asistentes y, seguramente, de los millones que veían el partido por televisión.