28 de diciembre de 2013 / 12:10 a.m.

España.- Un empleado de una tienda de ropa en España, presuntamente, huyó con 7,1 millones de euros, mismos que debió depositar en una agencia bancaria.

El joven implicado debió depositar el dinero producto de las ventas del fin de semana de esta tienda, llamada PLX.

El hecho se produjo el lunes 23 de diciembre, confirmaron ayer jueves el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) 

Según el reporte policial, el sospechoso, un joven de apellido Durán y 23 años, fue enviado el lunes a las 10:30 a. m. a realizar el depósito del dinero producto de las ventas de los días sábado y domingo en la tienda PLX.

Debía caminar con el dinero 75 metros hasta la oficina del banco en el mismo centro comercial, sin embargo, dos horas después, debido a que el empleado no regresó, el administrador del negocio fue al banco, pero tampoco estaba en ese lugar. De inmediato, emitió la alerta pues temía que alguien lo hubiera retenido.

Empero, Roberto Martín dijo que cuando se revisaron los vídeos de seguridad del centro comercial, se observó que Durán nunca ingresó al banco, y más bien salió del centro comercial de manera tranquila, sin la compañía de nadie y abordó un vehículo, cuya placa no fue captada por las cámaras de seguridad.

Aunque funcionarios de la empresa fueron a buscarlo a su casa, la familia dijo que desconocía su paradero. Tampoco respondió el teléfono celular.

“Por ser un centro comercial que tiene seguridad privada, los depósitos los hacen los empleados"

El funcionario agregó que, incluso, ese trabajador devolvió el domingo ¢2,9 millones, cuando el banco no aceptó el depósito pues ese día el monto máximo por recibir es de ¢2,5 millones.

El gerente de Operaciones de Penny Lane dijo que es la primera vez que les sucede un hecho de este tipo y que ello los obligará a adoptar nuevos protocolos para la realización de los depósitos bancarios.

“Esperábamos que el joven devolviera el dinero, pero ahora no lo creemos. Ahora se expone a un proceso judicial”, comentó.

Agencias