19 de enero de 2015 / 07:05 p.m.

Juan Antonio Pizzi volvió a encerrarse con los jugadores del Club León. En esta ocasión la charla solamente duró 15 minutos, para después dar inicio a la práctica de manera normal.

De la misma manera que lo hizo el pasado lunes, el técnico hispano argentino retrasó la práctica matutina en Casa Club para hablar con sus jugadores acerca del partido del fin de semana.

Después de la derrota ante Tigres, que representó la segunda caída al hilo en el inicio del torneo, Pizzi de nueva cuenta se reunió con los jugadores y con los integrantes de su cuerpo técnico.

Ahora se vieron caras largas, no se notó el mismo ánimo de otras ocasiones, pero se observó la disposición de trabajar en cuanto pisaron el campo de entrenamiento.

LUIS OMAR MORALES