28 de agosto de 2013 / 01:21 a.m.

México • Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron, en el predio del Mayorazgo de Nava Chávez, en la Zona Arqueológica del Templo Mayor, una vasija en forma de Tláloc, centenares de conchas y caracoles, así como 28 cuchillos de pedernal ataviados como guerreros.

Se trata de objetos pertenecientes a la Ofrenda 137, que forma parte de un conjunto de ocho oblaciones asociadas al monolito de Tlaltecuhtli, dios de la tierra, informó el INAH.

De acuerdo con Diego Matadamas Gómora, colaborador del Proyecto Templo Mayor -dirigido por Leonardo López Luján-, los hallazgos se ubicaba dentro de una caja de sillares bajo tres lajas de andesita, a nivel de piso de la etapa constructiva VI de Templo Mayor (1486-1502).

Entre los objetos descubiertos destacan: una escultura que representa al Dios Tláloc, cerca de 800 conchas y caracoles, una figura de copal que representa a una deidad de la fertilidad hasta ahora no identificada; corales red, restos óseos de un pez globo y 28 cuchillos de pedernal.

El arqueólogo refirió que todos los objetos, al ser materiales acuáticos, representaban al inframundo, uno de los niveles del cosmos que se encontraba debajo de la tierra (de acuerdo con el pensamiento mexica).

Por su parte, la arqueóloga Erika Robles Cortés señaló que los cuchillos poseen anillos de concha nacarada a modo de anáhuatl, mismo que se observa en personificaciones de dioses guerreros como Tezcatlipoca y Huitzilopochtli.

"Además, algunos llevan dardos de madera y cetros de obsidiana negra, así como puntas de proyectil miniatura del mismo material y de diferentes tonos, elementos que se asociaban a los guerreros mexicas", describió.

Hasta el momento los especialistas creen que se trata de la representación de guerreros del inframundo, lo que podría cambiar el simbolismo que se tenía de dichas oblaciones.

NOTIMEX