14 de enero de 2014 / 07:52 p.m.

Porque sabe que los aficionados siempre quieren ver a su equipo jugar bien y conseguir los triunfos, el portero Enrique Palos dijo entender los abucheos de los incomparables al final del partido del sábado pasado ante Pachuca.

Palos aseguró que trabajan duro para revertir el mal arranque y comenzar a darle alegría a sus aficionados para cambiar esos abucheos por aplausos.

"Es entendible ellos quieren ver al equipo siempre ganando, siempre arriba y de nuestra parte queda trabajar más fuerte, seguir buscando preparar el partido en la semana y buscar darles alegrías", declaró.

En cuanto al rival que tendrán en la jornada tres, el nacido en Aguascalientes es consciente de lo peligroso que son sus atacantes, en especial de un viejo conocido felino: Héctor Mancilla.

"Nos obliga a estar muy atentos, sabemos de su capacidad y calidad que tiene, se acompaña muy bien con sus compañeros en las bandas así que no hay que darle espacio que no se sienta cómodo porque se ha vuelto muy rápido", dijo.

Los futbolistas que no hicieron el viaje a San Luis entrenaron este martes en la cueva en Zuazua, el plantel está citado para continuar su preparación rumbo al partido ante Monarcas el miércoles en el estadio Universitario.

DIEGO ARMANDO MEDINA