22 de junio de 2014 / 11:27 p.m.

Jorge Sampaoli no es de llevar a sus equipos a entrenar en la cancha donde van a jugar al día siguiente.

No se trata de una cábala del entrenador de Chile en la Copa del Mundo, sino para preservar al máximo el campo, en este caso para el choque contra Holanda el lunes que definirá el primero en el Grupo B. Y lo que vio el domingo en el estadio Itaquerao de Sao Paulo no le gustó para nada.

"Normalmente, no entrenamos en los estadios porque preferimos estar más cercanos al lugar donde estamos. También para preservar un poquito el piso del estadio y el piso de este estadio está totalmente deteriorado", dijo Sampaoli en una rueda de prensa.

"En un Mundial no se debería permitir que el estadio se toque antes de un juego, porque lamentablemente mañana nos va a tocar jugar un partido trascendente y determinante en una cancha que no está en la forma que se necesita", agregó.

El Holanda-Chile será el tercer partido que se disputa en el recién construido estadio de Sao Paulo. Fue la sede del partido inaugural entre Brasil y Croacia el 12 de junio. El otro fue el Uruguay-Inglaterra, el pasado jueves.

AP