CÉSAR CUBERO
10 de julio de 2014 / 07:16 p.m.

Según la revista Forbes Joachim Löw y Alejandro Sabella están en el top 20 de los entrenadores que más ganan.

 

El alemán Joachim Löw, según la lista de Forbes antes de inciar el mundial, ocupaba el quinto sitio en cuanto a salario, Alejandro Sabella se ubica en un lejano vigésimo lugar.

Ni Capello, ni Scolari, mucho menos Hodgson o Prandelli pudieron llegar a la final de Brasil 2014 a pesar de la selección que dirigían y el salario que ganaban, fue hasta el quinto lugar de los entrenadores con mejor salario que la inversión valió la pena, al llevar Joachim Löw a su Alemania a la final, en la cual se enfrentará contra el entrenador número 20, en cuanto al sueldo que recibe, Alejandro Sabella.

Según una lista publicada por Forbes antes de iniciar el Mundial Brasil 2014, Flavio Capello era el entrenador que mayor salario tenía al registrar 9.6 mdd anuales, el italiano solo pudo lograr dos puntos en el mundial y se fue junto a la selección rusa en la fase de grupos.

Roy Hodgson, con 5.5 mdd anuales de sueldo se ubicaba en el tercer lugar para este año, el inglés tuvo una desastrosa actuación al conseguir solo un empate y perder dos juegos en Brasil 2014.

Prandelli, luego de la penosa actuación de Italia en el mundial, tuvo que renunciar, luego de -solo dos empates y una derrota- quedar eliminado en la fase de grupos, a los 4.1 mdd anuales de salario que percibía, según la prestigiada revista.

Cabe mencionar que Joachim Löw, que tuvo una histórica semifinal, derrotando al anfitrión Brasil 7-1, percibe un sueldo anual de 3.48 mdd anuales.

El alemán se medirá en la final de Brasil 2014 al entrenador número 20 entre los mejores pagados en este Mundial, el argentino Alejandro Sabella, el cual tiene un sueldo anual de 0.9 mdd anuales.

Tras los resultados obtenidos y el pago que reciben, mención aparte merece Jorge Luis Pinto, que aparecía en la lista de Forbes en el sitio 30, de 32, con un sueldo anual de 0.38 mdd anuales; el colombiano mantuvo a Costa Rica invicta en el mundial, pasó por encima de Italia e Inglaterra, fue líder de grupo, venció a Grecia en penales en octavos y perdió con Holanda, por la misma vía, en cuartos de final.