19 de septiembre de 2013 / 12:37 a.m.

Ciudad del Vaticano • El Papa Francisco envió hoy un mensaje de solidaridad y amor a la "amada nación mexicana" por las "dramáticas consecuencias" del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel.

El telegrama, firmado a nombre del pontífice por el "número dos" del Vaticano y secretario de Estado, Tarcisio Bertone, fue dirigido al presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana y arzobispo de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega.

"Su Santidad el Papa Francisco, hondamente apenado al conocer las dramáticas consecuencias del huracán Ingrid y de la tormenta tropical Manuel" ofrece "fervientes sufragios por el eterno descanso de los fallecidos", indicó.

"Al mismo tiempo pide a Dios su consuelo a quienes sufren estas graves desgracias e incremente en todas las personas de buena voluntad sentimientos de fraterna solidaridad para colaborar decididamente en la reconstrucción de las zonas afectadas y ayudar de modo efectivo a cuantos están sumidos en el dolor y la desesperación", apuntó.

De esta manera, el jerarca de la Iglesia Católica se sumó a la conferencia episcopal, cuyo presidente escribió un mensaje para solidarizarse ante las inundaciones que han afectado a varias entidades mexicanas.

Robles invitó a los obispos, sacerdotes, diáconos, personas consagradas, fieles laicos y a todas personas de buena voluntad "a solidarizarnos con quienes están sufriendo esta emergencia, apoyando las iniciativas que muchos señores obispos están organizando".

NOTIMEX