REDACCIÓN
8 de agosto de 2014 / 01:19 p.m.

Los jugadores del equipo de futbol americano de la Universidad de Rutgers sostuvieron un doble y agotador entrenamiento, pero al final lograron "enfriarse" de una manera inusual, en una "fiesta congelante" organizada por su propio entrenador.

Sí, el coach Kyle Flood fue el encargado de colocar en el complejo de entrenamientos unos toldos donde instalaron unas bañeras con agua helada, pero además le pusieron un ambiente muy "rave", con luces neón y música electrónica.

En un video difundido por el mismo equipo de los "Caballeros Escarlatas" se aprecia como Flood es quien da el grito de inicio y después todos los jugadores entran al lugar sorprendidos por lo que estaban viendo, eso sí, al final se relajaron al máximo tras un agotador doble entrenamiento y lo hicieron divirtiéndose como en un antro, pero sin remordimientos.