4 de enero de 2015 / 08:43 p.m.

La intención de un club de futbol de Malta de fichar a un ex convicto por violación ha dividido a la opinión pública de la isla mediterránea.

El Hibernians, uno de los clubes punteros del país, ofreció un camino de regreso al futbol a Ched Evans, ex delantero del Sheffield United y de la selección de Gales, lo que ha provocado la intervención incluso del primer ministro.

"Los futbolistas son modelos de conducta", escribió el sábado Joseph Muscat en su cuenta de Twitter. "La decisión del 'Hibs' los definirá a ellos y por extensión a Malta. Espero que la dirección entienda esto claramente antes de su decisión final", añadió.

El comentario contrasta con el de su propio ministro de Justicia, Owen Bonnici, que dijo que el jugador de 26 años "merece una segunda oportunidad".

"No sólo deberíamos hablar de la rehabilitación de ex prisioneros, también debemos practicar lo que predicamos", expresó en la misma red social.

Evans quiere regresar al futbol después de haber salido en octubre de la cárcel, donde cumplió dos años y medio de los cinco a los que fue sentenciado tras ser hallado culpable de violar a una mujer de 19 años en 2011.

En un principio, el Sheffield United, de la tercera división inglesa, le dio permiso para volver a entrenar con el equipo, pero ante la oposición de fans, patrocinadores y patrones del club, retiró la oferta. Unas 160.000 personas firmaron una petición para que el club impidiera el regreso de Evans.

Los clubes de Tranmere, Oldham y Hartlepool también rechazaron la opción de su fichaje.

Sin embargo, el Hibernians, que es líder en la liga local con 15 puntos de ventaja, reveló que hizo una oferta a Evans para lo que resta de temporada.

"Estamos buscando asegurarnos los servicios de un delantero de nivel y Ched encaja con eso", explicó el vicepresidente del club maltés, Stephen Vaughan. "Hemos hablado con su agente y hemos ofrecido un acuerdo de aquí a final de temporada".

AGENCIAS