31 de agosto de 2014 / 11:17 p.m.

Iker Casillas, capitán del Real Madrid, fue muy crítico con la imagen de su equipo en Anoeta, donde dejó escapar dos goles de ventaja y acabó goleado (4-2), y aseguró que "no es el camino ni la actitud", extendiendo a todos los jugadores los errores de concentración en acciones a balón parado.

"Lo primero felicitar a la Real Sociedad que ha hecho un partido sensacional. Ganarles a los 15 minutos por dos goles es inusual, más en su casa. El equipo negativo en todo, horrible, no hemos estado bien. Con 0-2 no se nos puede escapar el partido de esta manera, no es el camino ni la actitud que tenemos que seguir. Llevamos un escudo en el pecho que hay que defender siempre", aseguró nada más acabar el partido en Canal Plus.

Casillas admitió el problema que sufre el Real Madrid en acciones a balón parado y pidió más concentración a todos los jugadores. "Tenemos que poner más tensión, estar más pendientes de esta jugada. Hay que prestar más atención porque somos todos culpables, no sólo los de atrás porque defender es de todo el equipo".

El capitán blanco entiende que la derrota vaya a provocar crítica en dos semanas de parón liguero. "Nosotros estamos ajenos a todos los debates de la situación y de lo que digan los periodistas. Tenemos que dar cuatro voces entre todos dentro porque no es normal lo que ha pasado hoy".

AGENCIAS