29 de octubre de 2014 / 08:32 p.m.

Un equipo de la NFL en Londres generaría más de 250 millones de dólares anuales para la economía de Gran Bretaña, según un estudio divulgado el miércoles.

El estudio de la firma de contabilidad Deloitte, encargado por la NFL y una agencia de mercadotecnia de Londres, también arroja dudas sobre la posibilidad de realizar un Súper Bowl en la capital británica, y advierte que habría una reacción negativa en Estados Unidos.

La posibilidad de que se instale un equipo de forma permanente en Londres ha crecido desde que la NFL empezó a jugar partidos de temporada regular en la ciudad en 2007. Esta temporada hay tres encuentros en el estadio Wembley, y el gobierno británico recientemente ofreció su respaldo para cualquier equipo que quiera mudarse allí.

El estudio pronostica que la ciudad tendría un estímulo económico anual de 102 millones de libras (165 millones de dólares) al albergar ocho partidos, en gran medida generados por el gasto de dinero de parte de los fanáticos.

Incluyendo los gastos afuera de la capital relacionados directa o indirectamente al equipo, Deloitte indicó que el equipo podría generar un total de unos 158 millones de libras (255 millones de dólares) por temporada. Deloitte asume que el equipo jugaría dos partidos en cada una de cuatro visitas por temporada, en vez de tener su sede permanente en Londres.

Aunque el informe de 30 páginas presenta un escenario bastante positivo, hay algunas dudas sobre la posibilidad de que Wembley albergue un Súper Bowl.

Uno de los principales obstáculos sería elegir una hora apropiada para empezar el encuentro. Para comenzar a las 4 p.m. de la costa Este de Estados Unidos, el partido tendría que ser a las 9 p.m. de Londres, lo que dificultaría la salida de fanáticos luego del encuentro un domingo por la noche. Deloitte advirtió que empezar a las 6 p.m. hora local "probablemente no generaría los niveles de audiencia deseados en Estados Unidos", donde serían las 10 a.m. en la costa Oeste.

Deloitte advirtió que menos fanáticos podrían pagar por el viaje transatlántico, y que el ambiente dentro del estadio y por televisión podría verse afectado y de paso afectar "la presencia de la marca a nivel mundial".

"La reacción del mercado base de la NFL en Estados Unidos se enfocaría en las conclusiones negativas por llevar un evento definitivamente 'estadounidense' al extranjero, por motivos que serían considerados como únicamente financieros o comerciales", señala el informe.

Si la NFL decidiera expandir su serie de partidos internacionales a cuatro en Londres, la ciudad generaría unos 58 millones de libras (94 millones de dólares), pronosticó Deloitte.

La firma calculó que los dos partidos en 2013 generaron 32 millones de libras (52 millones de dólares) para Londres, entre los que se cuentan los gastos de la liga, alrededor de una cuarta parte de ese total. Alquilar Wembley y pagar por la seguridad por dos partidos costó 2,1 millones de libras (3,4 millones de dólares).

AP