MICHEL FRANCO | CORTESÍA LA AFICIÓN
14 de abril de 2016 / 12:31 p.m.

Este es el año del Leicester City. Para sorpresa de todos, están cada vez más cerca de coronarse en la Premier League y ya obtuvieron su pase para la Champions League del próximo año, la primera de su historia. Se encuentran siete puntos por encima del Tottenham, su rival más próximo, y 19 unidades del quinto sembrado, y con sólo cinco partidos más por disputarse, luce difícil que los dirigidos de Claudio Ranieri no logren la hazaña.

Todo como si se tratara de un cuento de hadas. Y al igual que el Leicester, en el deporte hay otras historias de "cenicientas" que contra todo pronóstico, lograron lo que parecía imposible. Éstas son algunas de ellas.

Nottingham Forest (1978)

Este equipo comparte mucho en común con el Leicester de Ranieri por su sencillez y porque ambos provienen de la misma región, East Midlands. La gran temporada de los Tricky Trees se la deben al entrenador Brian Clough, que salvó al equipo de bajar a la tercera división, lo subió a Primera y de inmediato ganó la Liga con siete puntos de ventaja sobre el Liverpool, además de la Copa de la Liga y dos Copas de Europa.

Hellas Verona
(1985)

El Gialloblu había regresado a la serie A en 1982 y desde ahí se mantuvieron en la pelea por Liga y Copa. El técnico Osvaldo Bagnoli se comprometió con su equipo y por ello se reforzó con el centrocampista Briegel y el delantero danés Elkjaer-Larsen. Aunque se iban a enfrentar a estrellas como Maradona, Rummenigge, Platini, Zico y Falcao, el Verona logró superarlos a pesar de su perfil bajo, mismo que nunca negaron a lo largo de la temporada. El club sólo perdió dos de sus 30 partidos, lo que le bastó para superar por cuatro puntos a la Juventus.

Dinamarca (1992)

La de Dinamarca es una historia por demás, curiosa. La selección llegó a la Euro gracias a la expulsión de Yugoslavia por la guerra de los Balcanes. Pero, con el lema "salir y no hacer el ridículo" como su estandarte previo a cada encuentro, los daneses avanzaron poco a poco hasta la final del torneo jugado en Suecia. En la final enfrentaron a la poderosa Alemania y se impusieron con un 2-0 para proclamarse campeones de Europa por primera vez en su historia.

Blackburn Rovers (1995)
Los ingleses disputaban su tercera temporada consecutiva en la primera división a través de un equipo competitivo con el entrenador Kenny Dalglish y el delantero Alan Shearer como los líderes de la escuadra. Blackburn llegaba con dos puntos de ventaja sobre el Manchester United y en la última jornada le tocaba enfrentar al Liverpool en Anfield. Los Rovers cayeron ese partido 2-1 y si el ManU le ganaba al West Ham los superaba en la tabla. Sin embargo, los Diablos Rojos empataron a uno y el Blackburn sorprendió. Dalglish formó un equipo competitivo sin demasiadas figuras y los llevó al campeonato.

San Luis Rams (1999)

También en la NFL hay cenicientas. La franquicia sólo había ganado cuatro juegos de 16 en la temporada 1998-99, pero las esperanzas de la directiva y los fanáticos estaban en el nuevo mariscal Trent Green, recién llegado de los Pieles Rojas de Washington. Las dudas volvieron cuando Green quedó fuera durante la pretemporada por una lesión en la rodilla. Fue entonces cuando entró Kurt Warner, quien antes de San Luis trabajó como empleado de supermercado y participó en la Arena League y NFL Europa. Ese año Warner lanzó para 41 touchdowns y 4,353 yardas, lo que le valió ser reconocido como el jugador más valioso de la NFL. Pero la máxima gloria llegó el 30 de enero de 2000, en el Super Bowl XXXIV, al derrotar a los favoritos Tennessee Titans 23-16, partido donde también fue reconocido como el jugador más valioso.

Deportivo La Coruña (2000)

El momento más grande del Super Depor ocurrió en la temporada 2000 al ganar la liga por primera (y única vez a la fecha). Con 69 puntos, los Herculinos seimpusieron en el máximo circuito español, por encima de las 64 unidades del Barcelona y el Valencia, los dos equipos más próximos. Las piezas clave de aquel inolvidable equipo fueron Roy Makaay, líder goleador con sus 26 tantos, Djalminha, Pauleta, Walter Pandiani y Flavio Conceicao.

Grecia (2004)

En la Euro de aquel año, la Portugal de Luis Digo y un joven Cristiano Ronaldo tenía la mesa puesta para coronarse campeón: jugaba en casa ante Grecia, equipo que de gol en gol eliminó a Francia y la República Checa. Sin embargo, los helénicos no se iban a ir con las manos vacías. Con marcador de 1-0, los griegos se coronaron frente a una nación anfitriona incrédula.

Atlético de Madrid (2014)

El caso más reciente lo protagonizaron Diego Simeone y el Atlético de Madrid en la temporada 2013-2014. Los colchoneros compitieron contra el Real Madrid y Barcelona y los hizo ver mal con un presupuesto mucho menor al de los "pesos pesados" de la liga española. Los dirigidos de "El Cholo" llegaron a la última jornada tres puntos por encima de los culés, a quienes enfrentarían en esa fecha decisiva. Si los blaugranas ganaban, el futuro se complicaba para los rojiblancos, quienes dieron todo en la cancha y se llevaron el título con un empate.