4 de junio de 2014 / 10:38 p.m.

El pugilista tijuanense Erick "Terrible" Morales reveló su retiro del boxeo para dedicarse enteramente a su familia y a promover el deporte en Baja California desde que los médicos le indicaron que una lesión en la mano derecha no le permitirá boxear.

En entrevista para Milenio y Multimedios Deportes el ex campeón mundial en cuatro divisiones (Supergallo, Pluma, Superpluma y Superligero) reveló que no regresará a los encordados y se dedicará a entrenar a jóvenes talentos del boxeo.

"Mi esposa está esperando el tercer bebé y entonces estoy más sensible en esa situación donde no me quiero despegar de mi casa, hoy más que nunca te digo y te lo digo primero que a todos, yo no creo que vuelva al boxeo, ya muchas cosas me están orillando a tomar otro camino de vida y bueno, hay otras maneras de estar dentro del boxeo sin tenerme que subir", puntualizó.

La leyenda del boxeo tijuanense dijo que su práctica boxística inició a los 5 años y a sus 37 años desea reconocer a todos los que lo apoyaron durante su carrera y a sus fanáticos, pero no ha podido concretar una ceremonia de despedida.

"Me voy muy contento creo que lo que hice dentro del boxeo, fue más allá de ganar y perder peleas y ganar títulos mundiales y hacer muchas cosas es siempre dar lo mejor de mi. Yo vine puse un ejemplo para que entiendan que sí se puede y no puede nada más yo, pueden muchos más", remarcó.

El púgil tijuanense adelantó que entrenará en Tijuana al hijo del ex campeón mundial "Maromero", Jorge "Maromerito" Páez y a su hermano Iván "Niño Maravilla" Morales para transmitirles su técnica y experiencia en grandes peleas.

MARCOS MORALES