21 de noviembre de 2013 / 03:07 p.m.

Aunque el proyecto de ley aún tiene que superar varios trámites parlamentarios, la propuesta fue aprobada anoche en una primera votación por 98 votos a favor y 15 en contra.

"Esta ley va a crear una sociedad más tolerante en Escocia y significará que, en relación con el matrimonio, hay una verdadera igualdad de derechos para toda la comunidad", aseguró hoy el ministro escocés de Sanidad, el nacionalista Alex Neil.

El Gobierno autonómico ha recordado que no se obligará a las iglesias a oficiar bodas entre personas del mismo sexo si algunas manifiestan su oposición a esas uniones.

Los parlamentarios tuvieron libertad en el voto, por lo que no siguieron ninguna disciplina impuesta por cada uno de los partidos que integran el Parlamento de Edimburgo.

El liberaldemócrata Jim Hume, que respaldó el proyecto de ley, dijo hoy que "es una demostración de los valores de nuestra sociedad, sin importar la sexualidad".

Por su parte, el nacionalista John Mason se opuso a la ley a pesar de ser una propuesta de su mismo partido en el Gobierno alegando que "el matrimonio se produce entre un hombre y una mujer".

Las parejas escocesas del mismo sexo tienen la opción de celebrar uniones civiles en los ayuntamientos, lo que les da derechos y responsabilidades similares al matrimonio civil sin estar casados.

Con esas uniones, las parejas gay tienen derecho, por ejemplo, a que uno de ellos pueda heredar el patrimonio del otro si éste muere, y no pueden cambiar el apellido como en el caso de los casados.

En Inglaterra y Gales, el matrimonio entre homosexuales ha sido aprobado por el Parlamento de Westminster y se espera que se celebren las primeras bodas a partir del verano de 2014.

(Agencia EFE)