REDACCIÓN
26 de septiembre de 2014 / 07:25 p.m.

Derek Jeter vivió una despedida de ensueño en el Yankee Stadium, digna de una película de Hollywood, pero antes del juego se repartieron miles de cartas de agradecimiento del jugador a los aficionados de los Yanquis de Nueva York.

En la carta, Jeter se dijo agradecido por el apoyo de los neoyorquinos a lo largo de los 20 años que vistió la franela de los “Bombarderos del Bronx”; por haber alimentado su actitud; porque la historia de esta ciudad fortaleció su compromiso; porque su escrutinio expuso sus defectos; su expectación fue su inspiración; porque desde su primera vez al bat hasta el último out le sirvieron para ser lo que es hoy en día.

El parador en corto de los “Mulos de Manhattan” dio la victoria a su equipo con un imparable en el último episodio del juego, algo que transformó al Yankee Stadium en un manicomio.