29 de abril de 2013 / 12:49 a.m.

Bogotá • El escritor y periodista estadunidense John Katzenbach reconoció hoy en una entrevista con Efe que el oficio de reportero le dejó como legado la veracidad y la precisión, un binomio del que no se aparta en ninguno de sus "adictivos" libros superventas.

Para Katzenbach resulta "fascinante" llevar situaciones del diario vivir a tramas que no son fáciles de abandonar sino hasta que se conoce el desenlace de la historia.

El escritor estadounidense es una de las estrellas de la edición 26 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, en la que la novela "El psicoanalista" ha sido la más leída por el público.

Ahora, sin los afanes propios de las rotativas de los diarios, Katzenbach se toma su tiempo para hilar las historias en los que inserta personajes con perfiles visibles en cualquier calle de Estados Unidos.

"Ser periodista me ha permitido tener veracidad y precisión no solo en los artículos de prensa" sino en las tramas que ha desarrollado, como ocurre en "Un final perfecto".

La trama cuenta la historia de tres mujeres pelirrojas que son acosadas por un "lobo feroz", quien quiere asesinarlas y pasar a la historia forense como uno de los asesinos en serie más desalmados del mundo.

"Mis libros no están basados en la realidad, porque en muchas oportunidades, la realidad es más irreal", señaló Katzenbach quien trabajó para los periódicos The Miami Herald, Miami News, New York Times, el Washington Post, y The Philadelphia Inquirer, entre otros.

Y explica: "la idea de escribir sobre el miedo siempre me ha fascinado. Sabemos cómo reaccionará James Bond, pero no cómo lo hará el resto de mortales".

De sus vivencias como reportero recuerda que en esos años logró ver "el drama desde la primera fila, como un espectador de lujo" y le agradece al periodismo que le "educó y enseñó toda la maldad de la que la gente es capaz".

En su sentir, el género de suspenso no es diferente a otros tipos de literatura porque "lo importante es que el lector quiera pasar a la siguiente página sin importar si es Harry Potter o alguna obra de Charles Dickens".

Para el autor de "Al calor del verano", "Retrato en sangre", "Un asunto pendiente" y "La sombra", más allá del tiempo y la forma en que se escribe es que "cada escritor hace su mejor esfuerzo" para hacer de cada libro "la mejor de sus obras".

Al igual que para todos los autores, Katzenbach tiene en sus libros detalles que los hacen especiales como en el caso de "El psicoanalista", que surgió de una conversación con su madre, explicó.

Destacó que "un novelista compone sus ideas y espera que los lectores las sientan reales, aquí el énfasis es en la sensación" y tal vez por eso ningún personaje se desprende de ninguno de sus libros "sin cicatrices".

Katzenbach, además, como él mismo lo dice, ha tenido la fortuna de escribir una docena de libros y al menos dos de ellos están considerados "bestseller", "El viajero" y "El psicoanalista", en tanto que otros títulos han sido llevados al cine como el caso de "Al calor del verano" y "Juicio final", interpretadas por estrellas como Sean Connery, Bruce Willis y Colin Farrell.

EFE