19 de marzo de 2013 / 11:45 p.m.

Una exposición, organizada por la Fundación Henry Moore, se podrá ver a partir del próximo 29 de marzo en la casa del artista británico en Inglaterra.

 

Londres.- Las esculturas de Henry Moore son exhibidas por primera vez junto a otras de Auguste Rodin, pionero de la escultura moderna, en la casa del artista británico en Inglaterra, donde se podrán ver a partir del próximo 29 de marzo.

Titulada "Moore Rodin", la exposición ha sido organizada por la Fundación Henry Moore en la residencia de Perry Green, en el condado de Hertfordshire, al norte de Londres, donde el escultor británico, conocido por sus esculturas abstractas de bronce y mármol, vivió durante 40 años hasta su muerte en 1986.

Unas cien piezas de los dos escultores, entre ellas obras procedentes del Museo Rodin en París y de colecciones públicas del Reino Unido, serán exhibidas en esta residencia de la campiña inglesa hasta el próximo 27 de octubre, según sus organizadores.

Entre las piezas figura la escultura de bronce de Rodin "Monument to the Burghers of Calais 1889", en poder del Ministerio de Cultura británico y cedida para esta muestra, mientras que el Museo Rodin ha acordado prestar las obras "Adam" y "Walking Man, Large Torso".

Según los organizadores, Henry Moore llegó a decir que "Walking Man" reunía todo lo que admiraba de Rodin, "especialmente -dijo una vez- el maravilloso sentido de la figura humana".

La muestra, a cargo de la comisaria Anita Feldman, incluye una rica colección de dibujos de los dos artistas, así como unas fotografías tomadas por Henry Moore en su residencia de campo.

"La relación entre la figura y el paisaje es uno de los temas centrales de esta gran exhibición, y por primera vez hay una oportunidad de ver juntos los trabajo de ambos artistas en el entorno de Moore", declaró Feldman a la prensa.

Asimismo, el director de la Fundación Henry Moore, Richard Calvocoressi, dijo que la organización de esta exposición ha sido posible por la estrecha colaboración con el Museo Rodin de París y señaló que reúne a "dos grandes artistas que han cambiado la forma en que vemos la escultura".

EFE