23 de abril de 2013 / 11:41 p.m.

Este año fue elegido Bangkok como Capital Mundial de la celebración, por haber favorecido "el desarrollo de la lectura para todos".

Madrid • Desde 1926, hace casi 90 años, cuando el entonces Rey de España, Alfonso XIII, firmó el Real Decreto por el que se instituía la "Fiesta del Libro español", se celebra esta efeméride con multitud de actividades, cuenta-cuentos y talleres en bibliotecas y librerías.

Este señalado evento, que fue iniciativa del escritor español Vicente Clavel, es conmemorado todos los 23 de abril al coincidir con la fecha de la muerte y entierro en 1616 de dos genios de las letras: William Shakespeare y Miguel de Cervantes, respectivamente.

Esta celebración se hizo mundial en 1995 cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) adoptó la misma fecha para el Día Internacional del Libro.

Para este año, dicho organismo multinacional eligió a Bangkok como Capital Mundial de la celebración, por haber favorecido "el desarrollo de la lectura para todos".

Aquí en España, libreros, editores, distribuidores y escritores salieron a las calles más céntricas del país para acercar sus fondos y novedades editoriales a los lectores o futuros lectores.

El Instituto de México de la Embajada de este país en España celebró este día con una mesa de jóvenes escritores latinoamericanos.

Otro ejemplo de estos se dio en Zaragoza, noreste español, donde los distribuidores de la Comunidad de Aragón ofrecieron su elenco de libros y primicias de manuales en el céntrico Paseo de la Independencia.

En la capital Madrid, entre otras actividades, se organizó una exposición en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, que recogió libros y artículos periodísticos de 16 Premios Cervantes que además de escritores fueron periodistas, de los que destacan Alejo Carpentier, Miguel Delibes o Juan Marsé.

Es el caso de Bilbao, norte de España, su red de bibliotecas acogió en estos días charlas, talleres y cuenta-cuentos en torno a temas como los hábitos de lectura o el libro digital.En estos intervinieron no sólo escritores sino incluso magos, que utilizaron sus trucos para hacer más atractivos los libros a los más pequeños.

En otras ciudades del país más pequeñas pero con igual ilusión conmemoraron también esta especial jornada. Es el caso de Soria y Ávila. En la primera, centro norte peninsular, la Biblioteca Pública organizó dos visitas guiadas: "Del papiro al e-book" y "Joyas bibliográficas de Soria".

En Ávila, municipio al oeste de Madrid, el Día Internacional del Libro estuvo dedicado a Miguel Delibes. En la plaza Santa Teresa se leyeron frases al azar del citado autor, además se contó con la participación de las librerías de la ciudad y se organizó un concurso de microrrelatos.

También en la capital del país, destacó también la "VII Noche de los libros", donde medio millar de escritores como Manuel Vicent, Javier Marías o Javier Reverte participaron en las 560 actividades programadas en Madrid y su región.

Además, con motivo de este festejo 200 librerías de la capital y en 43 municipios de la región ofrecen 10 por ciento de descuento en las compras y ampliaron sus horarios de apertura.

Mientras que en el Círculo de Bellas Artes continúa la 17 edición de la Lectura Continuada del Quijote, que inició la víspera y concluirá mañana en la Sala de Columnas.

Su esencia participativa y abierta proporciona a los ciudadanos la ocasión de convertirse no sólo en meros receptores de cultura, sino también en activos productores de la misma. Al igual que en ediciones anteriores la Lectura tendrá lugar de manera ininterrumpida a lo largo de 48 horas.

NOTIMEX