4 de marzo de 2014 / 12:48 a.m.

España jugará el miércoles en el Vicente Calderón contra Italia, con la que sólo ha perdido un partido en los últimos 15 años, con nueve duelos entre ambas, algunos imborrables en la memoria de La Roja como el de cuartos de final de la Eurocopa de 2008 o la final de ese torneo en Kiev en 2012.

Los dos permanecerán siempre en el recuerdo de la selección española. El primero porque abrió definitivamente la barrera de los cuartos de final para España y la lanzó hacia el éxito en Austria y

Suiza 2008 con un triunfo en la tanda de penaltis y con Iker Casillas como héroe de aquella noche vibrante en el estadio Ernst Happel de Viena.

Y el segundo, porque su exhibición de fútbol fue incontestable para Italia y porque fue la culminación a un ciclo histórico del equipo español: Eurocopa-Mundial-Eurocopa.Borró a su adversario del terreno de juego en el estado Olímpico de Kiev (4-0). David Silva y Jordi Alba, en el primer tiempo, y Fernando Torres y Juan Mata, en el segundo, reflejaron en el marcador la superioridad española.

No tuvo opción Italia, cuyo último precedente con el equipo que dirige Vicente del Bosque fue mucho más competido (0-0). Sufrió España hasta los instantes finales, hasta la tanda de penaltis resuelta por 7-6, para imponerse a ese rival en las semifinales de la Copa Confederaciones 2013, disputada el pasado verano en Brasil.

Son tres de los últimos cuatro encuentros entre ambas selecciones. El otro fue también dentro de una gran competición, en la primera jornada de la Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012, con un empate a uno y mucha igualdad sobre el césped de Gdansk.

Antonio Di Natale marcó el 0-1 en el minuto 60 y Cesc Fábregas empató en el 64.

Desde la derrota en los cuartos de final del Mundial de Estados Unidos de 1994 por 2-1 en Boston, con el gol final de Roberto Baggio y el codazo de Tassotti a Luis Enrique, sólo uno de los nueve enfrentamientos más recientes entre España e Italia, repartidos en los últimos 15 años, terminó con victoria de la 'azzurra': el 2-1 del 10 de agosto de 2011 en un amistoso en Bari.

En ese tiempo, España fue invencible para su oponente en otros ocho choques: los citados cuatro duelos entre la Eurocopa 2008 (0-0), la de 2012 (1-1 y 4-0) y la Copa Confederaciones 2013 (0-0) y cuatro amistosos solucionados con dos triunfos de La Roja (2-0, en 2000, y 1-0, en 2008) y dos empates (2-2, en 1998 y 1-1, en 2004).

Los precedentes totales, sin embargo, favorecen a Italia. En los 32 partidos que han jugado desde su primer duelo en los Juegos Olímpicos de 1920 en Amberes, con victoria española por 2-0, la 'azzurra' venció en 10 ocasiones y marcó 39 goles, La Roja ganó nueve encuentros y sumó 34 tantos, y hubo trece empates.

AGENCIAS