4 de diciembre de 2014 / 06:52 p.m.

El Consejo Superior de Deportes español estudiará junto a la Liga de Fútbol Profesional y la Federación de Fútbol la adopción del "descenso de categoría y la expulsión de clubes de las competiciones nacionales" como medidas para "la expulsión definitiva de la violencia dentro del ámbito del fútbol".

En la reunión que mantendrán esta tarde representantes del Consejo Superior de Deportes, la Liga de Fútbol Profesional y la Federación Española de Fútbol se plantearán medidas "que pueden llegar incluso al descenso de categoría, a la expulsión de la competición dependiendo de la gravedad de los hechos o al cierre de los estadios", aseguró el presidente del CSD, Miguel Cardenal.

Tras el acto de entrega de los Premios Nacionales del Deporte, Cardenal se mostró "convencido" de que encontrarán "las medidas efectivas para conseguir lo que está demandando toda la sociedad, que es la expulsión definitiva de la violencia dentro del ámbito del fútbol".

A raíz del enfrentamiento mortal entre hinchas radicales del Atlético de Madrid y el Deportivo de la Coruña en los aledaños del estadio Vicente Calderón, Cardenal remarcó la importancia de tener información sobre la distribución de las entradas y los viajes de los aficionados para poder controlar a "las bandas de personas que utilizan el fútbol para sus actos violentos".

"Es algo que vengo demandando desde hace más de año y medio. Sin esa información es imposible iniciar los procedimientos sancionadores", indicó.

El presidente del CSD instó a los clubes y a la federación de fútbol a "actuar con la firmeza que exigen actos tan reprobables como los que sucedieron el domingo y como muchos otros que, sin ser tan graves, también acontecen cada semana".

Preguntado por la decisión de la LFP de destituir al expresidente del Deportivo de la Coruña, Augusto César Lendoiro, como su embajador por asistir al entierro del ultra fallecido, Miguel Cardenal dijo: "No suelo valorar las acciones que llevan a cabo otros pero en este caso llamé al presidente de la Liga (Javier Tebas) para felicitarle".

"No voy a consentir ni una sola actuación que signifique complacencia, connivencia o comprensión con la violencia dentro del fútbol. Si alguna entidad o alguna persona responsable lo lleva a cabo, propondré que se apliquen las sanciones correspondientes", subrayó.

El presidente del CSD apuntó que su "obligación como miembro del gobierno es velar por la seguridad y la integridad de todos los ciudadanos" y demandó que no exista "ni un solo mensaje que signifique la más mínima comprensión con las actividades violentas".

Es por ello que examinará el minuto de silencio guardado ayer en Riazor antes del inicio del encuentro de Copa del Rey que enfrentó a Deportivo y Málaga y todas las acciones llevadas a cabo por el club gallego tras el fallecimiento de un integrante de Riazor Blues.

"Si en cualquiera de ellas encontramos que hay la más mínima ambigüedad o complacencia exigiremos las medidas oportunas", sentenció.

AGENCIAS