8 de abril de 2014 / 08:46 p.m.

Es la primera vez que Omar Espraza, lateral derecho de Chivas, es dirigido por Ricardo Antonio La Volpe, y el Negro afirmó que eran puras mentiras en torno a la figura de su nuevo entrenador, pues afirmó que ni es tan enojón como decían, ni tampoco que regaña al grado que la cosa parece personal, al contrario Esparza afirmó que es un timonel muy capaz.

"Como siempre cuando no lo conoces puedes pensar muchas cosas, también después placticas con gente de futbol y cada quien platica cómo le va en la feria, para mí es agradable, la verdad tenía curiosidad de conocerlo en la cancha y muchas cosas que me platicaban no las veo de esa forma, que todo el rato te podía estar exhibiendo, te agarraba y ya no te soltaba diciéndote cosas y no lo veo así, acá se dirige con todos de la misma forma, no tienes porque tenerla. A lo mejor por ahí a lo mejor no lo conocías y llegabas a tenerle cierto miedo de que te va decir, pero no al contrario, es una persona muy abierta, que te explica el porque de las cosas, porque te regaña, porque te pide ese movimiento. No te deja que sólo te regaña y siga la jugada, no, te lo explica y eso es bueno para nosotros, algo nuevo que te cambia la manera de ver el futbol, de pensar y de jugar".

El lateral del Rebaño Sagrado afirmó que los conocimientos de La Volpe quedan evidentes desde el primer momento y que es un técnico al que le aprenderán mucho en este tiempo que esté al mando de los rojiblancos.

"Bueno de su conocimiento, bastante, todo mundo sabemos que es un muy buen entrenador, pero no me había tocado estar con él, me ha sorprendido eso que el táctico es siempre te corrige, así lo hagas bien siempre hay algo por corregir para bien tuyo y del equipo, eso me ha sorprendido porque a lo mejor cuando siempre haces las cosas bien, las dejas pasar, se te olvida y ya no las repites, acá no, acá las haces bien y vuelves a repetir, te dice que lo hiciste bien o te corrige cualquier otra situación o que no hayas participado, por eso te hace jugar con y sin el balón, es lo que mas me ha sorprendido que bien o mal siempre esta al pendiente de hacerlo mejor y perfeccionarlo.

JESÚS HERNÁNDEZ